En foco
Pin It

Widgets

Medalla de oro para el “Lagrimilla” de La Caroyense

Tal vez te interese

Esta vez fue en la 13° edición del concurso VinoSub30 que se llevó a cabo en Acha Club, de la ciudad autónoma de Buenos Aires.

VinoSub30 es un concurso internacional destinado a descubrir el paladar de los jóvenes en cada país. A fin de tener una perspectiva federal con respecto a las evaluaciones, el concurso es itinerante y convoca jóvenes de todas las regiones del país. Desde el 2004, VinoSub30 decidió afirmar su carácter federal presentándose en las regiones productoras y en los más importantes centros de consumo del país. Luego de una primera experiencia exitosa en Buenos Aires, visitó Cafayate (Salta), Rosario (Santa Fe), Mendoza, Mar del Plata y Chañarmuyo en La Rioja.
En la edición de este año, bodega La Caroyense presentó muestras de sus distintas variedades de champán y también de su vino de misa, el mistela, que lleva el nombre de Lagrimilla en homenaje al el primer vino que envió América a la Corte española cuando era gobernada por Felipe V.
“Teníamos la sospecha de que el paladar de la gente joven va por el lado de lo dulce, y queríamos saber qué pensaban sobre este vino en particular”, explicó el enólogo Santiago Lauret sobre el porqué del envío.
Finalmente, los champán sacaron 88 puntos (el corte para medalla estuvo en 90 puntos) y el Lagrimilla obtuvo una medalla de oro.
Lauret, que se jubila en enero del año próximo, también tiene fe que les irá bien en la próxima Cata Nacional de Vinos de San Juan y en la próxima edición de La Mujer elige, concurso internacional en el que La Caroyense ya obtuvo premios en ediciones anteriores.
Esta versión del lagrimilla dista un poco de la que elaboraba La Caroyense hace unos años. La antigua receta se hacía con un 60 por ciento de uvas de la variedad Moscatel de Alejandría y el 40 por ciento restante con la variedad Torrontés. Ambas variedades se podían comprar en fincas de Quilino y Cruz del Eje que, lamentablemente, fueron abandonadas y ya no producen nada.
La nueva versión se confecciona únicamente con uvas Torrontés compradas a un productor independiente de Chilecito. Se transportan de noche y se procesa a la madrugada. ¿El secreto de este vino? Un largo período de armonización de alrededor de un año y medio en piletas. La cosecha premiada fue la 2015.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com