Último momento
recent

Es el patriarcado, chicas

Detenerse en la violencia atribuible al “machismo” es ver una parte del verdadero problema. Es hora de ir a lo profundo del tema para cambiar.

El patriarcado fue mucho antes que el capitalismo, pero fue precisamente el capitalismo el que ayudó a profundizar el patriarcado.
El patriarcado es una forma de organización política, social, económica, ideológica y religiosa basada en la idea de la autoridad y superioridad de lo masculino sobre lo femenino, fundamentada en mitos que se vienen reproduciendo desde hace siglos. Por eso, su huella es tan fuerte y tan invisible.
El capitalismo trajo aparejado la división del trabajo, Y la división del trabajo en la familia fue la base para distribuir la propiedad entre hombre y mujer. Engels lo expresó de este modo: “el primer antagonismo de clases que apareció en la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en la monogamia; y la primera opresión de clases, con la del sexo femenino por el masculino”.
Ése fue el aporte que el capitalismo le adosó al patriarcado, empeorando la situación de las mujeres.
Y sobre esa lógica patriarcal y capitalista es que el hombre montó sus creencias sobre el lugar que ocupa la mujer en la sociedad, en su familia, y en su vida cotidiana. Y esa lógica patriarcal se cuela en el lenguaje  y reproducimos más patriarcado y más desigualdad.
Y digo reproducimos porque lo hacemos tanto los hombres como las mujeres que, incluso resistiéndose al patriarcado, no logran salirse de su influjo.
Dos mujeres que salen de campamento, desde esta lógica, salen “sólas”. Una mujer que se maquilla es una mujer que se “arregla”. Una mujer que menstrua es una mujer que está en sus “días”. Así de cotidiano, así de estúpido, pero así de repetitivo, así de performativo, así de perverso. Y la lista sigue: Muchas mujeres juntas son “conflicto” y muchos hombres juntos son “acuerdo”. Darse cuenta, ser conscientes es el primero de mil pasos que hay que dar.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.