Último momento
recent

Subastaron obras de arte y artesanías de abogados locales y repartieron lo recaudado entre tres instituciones

Abogarte 2016 logró subastar 13 cuadros, libros, licores, y artesanías y recaudar 16.500 pesos que fueron a un comedor, un hogar, y la escuela Pringles de Sinsacate.

Cuesta pensar que los pasillos de los Tribunales Ordinarios de Jesús María puedan convertirse en un espacio para un evento artístico y solidario, donde la virtud y la estética puedan mirarse de frente.
Pero desde hace dos años eso, que cuesta pensar, viene teniendo lugar gracias a la realización de Abogarte, un evento que patrocina la Delegación Jesús María del Colegio de Abogados y que tiene un fin solidario.
El año pasado, lo recaudado fue para el Instituto Especial Niño Jesús que pudo hacer un hermoso viaje educativo.
Este año la apuesta era más grande y se decidió dar una mano al comedor El Gaby, al hogar ex Casa del Padre Marcelino, y a la escuela Coronel Pascual Pringles de Sinsacate. Cada uno con necesidades puntuales que necesitaban ser atendidas.
La otra cosa que cuesta pensar es que los hombres y mujeres de leyes tengan, paralelamente, inquietudes artísticas, que puedan usar sus manos para ejercer en alguna de las ramas del arte.
Pero allí estuvieron expuestas pinturas, artesanías, y colecciones realizadas por abogados. Oleos, acrílicos, técnicas mixtas. Y también colaboraron en la exposición -no en el remate- artistas plásticos locales como Ernesto Baudín, Elisabet Roggio, y Esteban Martos.
Y para que el encuentro fuese completo los abogados Paola Falasconi y Daniel Barco animaron un momento musical, acompañados por pistas, con una certera selección de tangos y temas de folklore.

Un espectáculo aparte
El momento menos tenso y más divertido, sin dudas, lo aportó el martillero Antonio Mira, quien se valió de su conocimiento del “paño” local para animar a los que asistieron a la velada benéfica. Sugerir que alguno podría querer una obra, invitar a otros a pujar por alguna, permitir que pujen integrantes de un mismo estudio jurídico. Todo eso salpicado con dosis de sano humor.
Y el resultado no estuvo mal. Se subastaron 13 cuadros, algunos libros, y algunas artesanías y se recaudaron 16.500 pesos.

Ayuda generosa
De ese monto, seis mil y seis mil se repartieron entre el comedor El Gaby y el hogar ex casa del Padre Marcelino. El resto fue para la escuela Pringles que comprará un minicomponente que necesitaba para terminar de montar su radio escolar y comprar las remeras para las egresadas de sexto grado. El Gaby utilizará $ 6 mil para refaccionar y pintar el comedor al que asisten actualmente 143 niños y que reciben merienda y cena.
Y el hogar excasa del Padre Marcelino que alberga a 28 personas con discapacidad de entre 20 y 50 años recibió también mercadería donada por supermercados de esta zona, alimento para dos chanchas preñadas y medicamentos. Durante las inundaciones de 2015, este hogar perdió 80 chanchas que les permitían autofinanciarse. Desde entonces, las dificultades se fueron pronunciando.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.