En foco
Pin It

Widgets

Murió Gustavo Guichón, el payador que más años estuvo en el Festival

Tal vez te interese

Había debutado en 1972, volvió en 1976, y fue fijo desde 1978 hasta 2010. No hubo en la historia de esta fiesta un personaje con tantos años de presencia consecutiva.

Aunque hacía seis ediciones que Gustavo Guichón ya no payaba en las noches del color y del coraje, la asociación entre el payador de Florida (Uruguay) y el Festival de Doma era inmediata. Casi como que decir Guichón y decir Jesús María era lo mismo.
Es que el “payador oriental” estuvo presente en 34 de las 51 ediciones que tuvo la fiesta y había sobrevivido a muchos que pasaron por ella y que partieron a la pradera eterna mucho antes como Félix Gigena Luque o Luis Oscar Aísa, por mencionar a dos que dejaron su huella.
Pero esta semana, un tour por el cielo le estaba reservado y falleció tras un paro cardiorespiratorio, el pasado martes alrededor de las 8, mientras descansaba en casa de unos amigos salteños.
“El arte del payador / Es el arte primigenio / Mezcla de astucia e ingenio / Y de sentires profundos / Porque tiene como el mundo / Centenares de milenios”, solía repetir en diferentes entrevistas en las que asociaba la labor del payador con la del periodista. Le gustaba esa idea de sentirse hermanado con los trabajadores de la prensa.
Le gustaba decir que era uruguayo de nacimiento, pero argentino por adopción. “Latinoamericano y pasajero del mundo”, decía.  Guichón se había iniciado en el oficio a los 15 años y contaba que entre sus maestros estuvieron Luis Alberto Martínez, Carlos Molina, Cayetano Daglio, y Alfredo Santos Bustamante.
Respecto de Jesús María aseguraba que había perdido la cuenta de la cantidad de décimas y cuartetas que había improvisado a lo largo de más de 30 años.
En 2004 y a pedido, soltó unas rimas cuando finalizaba la edición: Un cencerro de tropillas/ va buscando cada pago/ y un amasijo de halago/ se hizo canto en la gramilla./ Cada gaucho desensilla/ el que ganó, el que perdió/ desde la primer partida/ sigue la estrella encendida/ cual argolla del rebenque/ se queda triste el palenque/ son las cosas de la vida./ En forma gaucha y resuelta/ desde estos pagos paisanos/ queda un apretón de manos/ y en él un hasta la vuelta./ Y con la mirada esbelta/ que nos encontró diez días/ con canto, guitarra y huella/ ayer se apagó la estrella/ que alumbró a Jesús María./
La relación entre Guichón y el Festival se terminó de romper tras la edición de 2010 cuando el payador salió a criticar a la organización, tras la muerte del jinete Alfredo Spíndola. No midió, en ese entonces, que estaba hablando mal de su empleador y que esa crítica le iba a costar el puesto. Un año más tarde, sin mediar ceremonia, se anunció que el nuevo payador oficial era Nicolás Membriani.
El de los versos improvisados ya había protagonizado otros encontronazos con la comisión directiva por cuestiones publicitarias. Todos recordarán que se hacía esponsorear la boina y la guitarra, pero no participaba de esos negocios al Festival.
La despedida del Festival, tras conocerse la noticia de la muerte, fue distante y fría, con unas pocas líneas a través de las redes sociales y dirigidas a ofrecer condolencias a los familiares. La historia dirá, algún día, quién fue Gustavo Guichón para esta fiesta campera.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com