Último momento
recent

Apuntes bicentenarios

Pareciera que la fecha amerita volverse solemne y usar palabras graves para rescatar a los héroes de antaño y compararlos con la política actual.

Seguramente, hemos conocido gente proba, honesta, trabajadora, de la que anda con la verdad en la boca aunque sea antipática, de la que denuncia mientras hace su parte. Es casi seguro que hemos conocido gente que no le esquiva al esfuerzo, que se amanece pensando en los suyos y tiene tiempo para los otros también.
Y seguramente también hemos conocido gente extraordinaria que en lugar de hacer su cruce de la cordillera prefiere alimentar y educar a los que menos tienen, gente que tiene sus batallas en una cooperadora escolar, en un grupo juvenil, en una tropa scout, en la juventud de algún partido político.
Y hay gente a la que le sale el héroe cuando le pasa algo a otro: es el que se para en la ruta a auxiliar a uno que rompió el auto, el que se carga al hombro las pertenencias de alguien que sufrió la inundación, el que sale a buscar a uno extraviado, que no aparece.
Claro, en muchos casos son héroes anónimos, que ni siquiera se consideran a sí mismos héroes, que no aceptarían paga por lo que hacen, que le esquivarían al elogio porque, para ellos, es una forma de ser y de proceder.
Muchas veces creo que son ellos, los anónimos, los que nos dan ánimo para aguantar tanta pálida que viene del mundo de la política, de ese mundo que nos hemos acostumbrado a que transite en la oscuridad.
Creo que son los héroes anónimos quienes nos dan esperanzas de que todo puede cambiar, de que es cuestión de proponérselo.
Este editor tiende a pensar que le tocó vivir en los años menos prósperos del bicentenario, en los menos felices en términos políticos, económicos, y morales. Pero, al mismo tiempo, se agradece por haber visto a tanta gente maravillosa por la vida, tan generosa, tan abnegada, tan poco quejosa, tan solidaria que hacen que todo valga la pena. ¡Felices 200, Patria!








Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.