En foco
Pin It

Widgets

La platería gauchesca tiene nombre y apellido: Armando de Cándido

Tal vez te interese

Desde hace más de dos décadas realiza los premios para el Festival Nacional de Doma y Folclore. Una vida dedicada a la orfebrería.

Buena parte de la historia del Festival de Doma y Folklore pasa por sus manos. Desde hace 26 años es el encargado de realizar los premios para los mejores jinetes del país. Reconocido orfebre, Armando de Cándido ha cultivado una notable trayectoria que lo ubica como una referencia en el tema. Como en cada edición, un trabajo especial surge de su creatividad para engalanar a los protagonistas del evento más importante de la zona. En esta entrevista con Primer Día muestra alguno de los modelos y repasa su extensa obra.

Premio al trabajo 
Una vez más, aunque cambien las autoridades, el público, los artistas y los competidores, este orfebre prepara minuciosamente los premios para los jinetes que se consagrarán en la edición 51° del festival. “Que me sigan eligiendo después de más de dos décadas, uno lo toma como reconocimiento al trabajo bien hecho”, dice con orgullo.
Entre sus manos tiene algunos de los cinco premios que prepara para cada una de las categorías de monta. Para los tres primeros realiza rastras con diversos apliques, y para los cuartos y quintos puesto dos tipo de hebillas. “Cada año realizo un diseño nuevo, original, que tenga algo distintivo”, indica. En esta oportunidad, además de las figuras de los jinetes puede observarse de fondo la imagen del Museo Jesuítico. Todo está calado y grabado de forma manual. Un trabajo artesanal de los que escasean. “Desde que empiezo a meterme con los premios del Festival, hasta que los termino, trabajando varias horas diarias, pasan unos dos meses y medio”, comparte.
En su rostro se nota el placer por la obra realizada. La platería gauchesca es su actividad preferida. La fineza de cada premio es reflejo de esa pasión volcada sobre las piezas de plata y oro. De Cándido enfatiza: “Por mi trabajo me tocan hacer muchas cosas, por suerte he aprendido de todo a lo largo de mi vida, pero sin duda que este tipo de platería y la cuchillería son las que más disfruto”.

La vida grabada 
Armando de Cándido tiene 63 años. Haber alcanzado tal grado de reconocimiento en su oficio no es fruto de la casualidad. Lleva prácticamente toda su vida dedicada a la orfebrería. Comenzó hace ya 49 años. Pero aclara que hizo un recorrido paso por paso, comenzando desde lo más elemental, como es la observación hasta lograr finalmente una destreza absoluta. “Empecé de ayudante en la joyería Mateo, sin saber nada de nada de la actividad. En los primeros tiempos parte de mi trabajo era barrer el local. Todo fue muy de a poco, hasta que fui adquiriendo conocimientos y con el paso de los años me perfeccioné solo, con el propio andar del trabajo”, relata.
Tras algunos trabajos temporales como ayudante de gomero o carpintero, alguna temporada cosechando uva, finalmente encontró el oficio que marcaría su vida y del que ya nada lo despegaría.
A casi cinco décadas de haber comenzado a hacer sus primeros grabados en plata, Armando de Cándido no detiene su fuerza creadora, la retroalimenta cada día, con nuevas y exquisitas figuras, como lo demuestran los premios que cada año se entregan en el Festival Nacional de Doma y Folklore.
Y aunque pocos premiados saben sobre el hacedor, a De Cándido le queda el placer de que sus premios perdurarán.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com