En foco
Pin It

Widgets

¡Maldita ruleta rusa!

Tal vez te interese

Por: Luis Pastawski (Vecino de Jesús María)
  1. “Esta hermana, nuestra madre tierra, clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. Necesitamos una conversación que nos una, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos. El movimiento ecológico mundial  ha recorrido un largo y rico camino, y  generado numerosas agrupaciones ciudadanas que ayudaron a la concientización”
  2. Se dice que los oficiales zaristas practicaban un macabro juego: en el tambor de un revólver de seis balas colocaban una, hacían rodar el tambor en sentido horario y el azar al gatillar sobre la sien  decidía entre la vida de la persona o la apuesta económica en juego. Varias narraciones y películas dan cuenta de estas historias con distintos finales. Junto a Álvaro Vucovich, en nuestra exposición en el Conversatorio sobre Participación Ciudadana y Política Ambiental, organizado por el Instituto de Investigación  y Formación en Administración Pública, de la Universidad Nacional de  Córdoba, decíamos que la actual realidad de nuestra ciudad se correspondía con ese juego.  El revólver en los últimos años disparó y la situación fue terriblemente calamitosa.  Hablábamos de tragedia y calamidad. Las tragedias tienen que ver con las fuerzas de la naturaleza, como un terremoto, un tsunami o una erupción volcánica. La omisión, la negligencia del hombre en algunos casos, la acción desaprensiva en otros, eran parte de lo que llamábamos calamidades previsibles. Esto fue parte de nuestra manifestación sobre el Recurso de Amparo Ambiental Colectivo presentado por vecinos ante el inminente riesgo ecológico del ecosistema Jesús María. 
  3. “Lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás. Las actitudes que obstruyen los caminos de solución van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega en las soluciones técnicas. El cuidado de los ecosistemas supone una mirada que vaya más allá de lo inmediato, porque cuando sólo se busca un rédito económico rápido y fácil, el costo de los daños que se ocasionan por el descuido egoísta, es muchísimo más alto que el beneficio económico que se pueda obtener”
  4. Pareciera que a la clase política le cuesta entender el cambio climático. La deforestación, los incendios, las acciones en el uso del suelo, hacen que hoy cien milímetros de agua no tengan el impacto de antes. Seguiremos conviviendo con ese cambio y hay que estar preparados, vecinos y gobernantes. Nuestro planteo como firmantes del Amparo, ya avanzado en la Justicia, es que no proponemos soluciones porque no somos técnicos, tampoco pedimos resarcimiento económico. Pedimos que se aborde la problemática de toda la cuenca del río Guanusacate y su travesía urbana de manera integral, con obras de reparación y preventivas. 
  5. “El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”
  6. Lamentablemente en el juego de la ruleta rusa el arma está nuevamente cargada, con una o más balas: ¿quién lo sabe? Y no anida el revólver en la Naturaleza sino que se encuentra  en la falta de gestión de algunos funcionarios, burócratas de escritorio, qué sólo piensan en acumular poder y olvidan que la política sirve sólo como un instrumento para lograr el bien común.
  7. “En algunos lugares, rurales y urbanos, la privatización de los espacios ha hecho que el acceso de los ciudadanos a zonas de particular belleza se vuelva difícil. Suele encontrarse una ciudad bella y llena de espacios verdes bien cuidados en algunas áreas seguras, pero no tanto en zonas menos visibles, donde viven los descartables de la sociedad”
  8. Mientras esperamos respuestas categóricas por partes de nuestros representantes, que permitan a un porcentaje importante de la población dormir tranquilos: ¡Bienvenidos a Jesús María!

(Los entrecomillados pertenecen a la encíclica: SOBRE EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN, del Papa Francisco, mayo de 2015)


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com