En foco
Pin It

Widgets

La diversidad sexual, política de Estado en Colonia Caroya

Tal vez te interese

Se creó un Consejo Participativo para trabajar en torno a la los diversos grupos sexuales y la identidad de género.

Por: Leonardo Rossi (De Nuestra Redacción)

En el recinto desbordaba la emoción. La lucha acumulada, de las calles a los organismos del Estado, daba un paso más. Sin fisuras, votada por unanimidad, la ordenanza que creó el ‘Consejo Participativo de la Diversidad Sexual e Identidad Genero’ en Colonia Caroya fue una nueva fotografía de las conquistas de derechos civiles en nuestro país. Con la mirada profunda, puesta en las y los concejales,  Miguel Ávila, miembro del Grupo Igualdad y Diversidad del Norte de Córdoba (IGDIS), reflexionó: “Fueron muchos años de trabajar en silencio y este logro es invalorable”. 

Plan integral. El proyecto tiene como objeto fortalecer el trabajo que desde hace largo tiempo realiza IGDIS y tantos militantes de la diversidad sexual. La tarea muchas veces queda a medias ya que diversos acompañamientos que pudieran brindar en la materia organismos nacionales o provinciales se ven limitados por la falta de un marco institucional. A partir de ahora, Colonia Caroya oficializa y brinda mayor legitimidad a la actividad de este colectivo.
Nacida desde la banca del ciudadano, impulsada por Nancy Ocaño (IGDIS), la normativa fue trabajada particularmente con el Área de Promoción Humana municipal y la concejal Cecilia Migotti. Basada en los diversos tratados internacionales en la materia a los que adhiere Argentina, y la normativa de vanguardia sancionada en el país (ley de identidad de género y matrimonio igualitario), la propuesta apunta a facilitar un abordaje integral de la temática. 
Entre los fundamentos, el texto sostiene que “se hace necesario diseñar estrategias integrales centradas en brindar capacidades que permitan una mejor inserción en la sociedad para el desarrollo personal y comunitario”. Este mandato se da en un contexto en el que “se han multiplicado las denuncias por violaciones a los derechos humanos basados en la identidad de género”.
Entre los objetivos del Consejo, se propone impulsar la creación de programas integrales de atención e información, producir conocimiento sobre la temática, divulgar sobre el tema para desmontar prejuicios, y brindar servicios de asesoría jurídicas, psicológicas, y acciones que generen una mayor inclusión en lo educativo, recreativo, salud y laboral.

Unidad en la diversidad. Luego de que fuera leída la ordenanza, Miguel Ávila apuntó la necesidad de contar con un marco normativo de este tipo. “Es necesaria la articulación entre los diversos organismos del Estado, municipal, provincial y nacional. Muchas veces se veía limitada la capacidad de acceder a políticas del INADI o de Desarrollo Social por no contar con el peso institucional que ahora sí tendremos”, explicó. La concejal Migotti agregó que espera que este avance “sirva para que más grupos se sumen a trabajar” en esta política. Acto seguido se procedió a votar. El apoyo fue unánime. No hubo grieta. Oficialistas y opositores, de diversas extracciones (radicales, kirchneristas, delasotistas, macristas) acompañaron esta política de Estado.     
“Gracias por brindarnos este apoyo a quienes venimos trabajando hace muchos años por esto”, dijo Nancy Ocaño, colmada de satisfacción. La situación del colectivo empieza a cambiar en la ciudad, planteó, al “contar con el apoyo del Municipio y un espacio físico” que reconoce todo el recorrido realizado en los últimos años. 
Como cierre, Miguel Ávila volvió a tomar la palabra. “En representación de las minorías sexuales de Colonia Caroya y de la zona quiero agradecer a los concejales por el tratamiento que han dado a este tema. Veníamos trabajando desde hace muchos años en silencio, y realmente este avance que se ha hecho es invalorable.” Enseguida, los concejales reconocieron que la verdadera tarea surgió desde IGDIS, que de eso se trata la participación ciudadana para hacer que los representantes del pueblo tomen la agenda de las organizaciones sociales. Un largo aplauso ganó la sala Raúl Alfonsín, decorada con rostros plenos de emoción. Una nueva página al gran libro de conquistas del colectivo LGBTT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Transgéneros) se escribió esta semana. Colonia Caroya fue el escenario de este logro, que hace de la comunidad un espacio menos excluyente, más digno.  


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com