Último momento
recent

Delegación Jesús María del Colegio de Abogados inauguró su anhelada sede propia

Se trata de una vivienda que fue refaccionada para que funcione allí la sede de los abogados que litigan en los tribunales locales.

Uno tiende a pensar que en el duro mundo de las leyes y su interpretación no cabe lugar para una lágrima, pero eso sería caer en el prejuicio más rudimentario y también sería cometer el error más estúpido: generalizar.
Como en toda profesión, hay abogados sensibles, que se conmueven con el dolor de los demás, que luchan para que se imparta Justicia y que desde esa sensibilidad buscan promover cambios.
Y el Colegio de Abogados de Córdoba, delegación Jesús María, permitió que ocurran varias transformaciones dentro de su seno y esa voluntad de cambio encadenó una serie de hechos como fichas de dominó.
Gabriela Mira fue la primera mujer presidenta del Consejo Directivo de la delegación en sus 20 años de historia. Y fue bajo su presidencia cuando se produjo la adquisición, remodelación e inauguración de la sede propia, que está ubicada en la calle Vicente Agüero, esquina Sarmiento. Históricamente, la delegación venía alquilando propiedades para que funcionara la sede, pero ya no tendrá que hacerlo más.
A la casa todavía le falta un tramo de remodelación para que puedan montar la biblioteca y una sala de reuniones, pero ya cuenta con tres cómodas salas, baño, cocina, y hasta un diminuto patiecito.
No es casualidad que todo esto haya ocurrido durante la presidencia de Mira. La abogada se ha ganado un lugar entre sus pares por encarnar una serie de valores y una sensibilidad que están fuera de discusión.
Durante el mediodía del jueves, los abogados del foro local asistieron al corte de cinta, y al acto protocolar de puesta en funciones de la nueva sede que estuvo acompañada por Carlos García Alloco, presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba, y por el presidente del directorio del Colegio de Abogados de Córdoba, Héctor Oscar Echegaray.
“Creo que esta fue una de las gestiones a las que más viscicitudes y problemas tuvo que llevar adelante, pero en lugar de desgastarnos y separarnos, nos hicimos fuertes, nos hicimos comprometidos, nos hicimos jugados por el destino que queríamos para nosotros como abogados”, comenzó diciendo Mira sin poder disimular la emoción ni las lágrimas.
“Estar en esta sede -añadió Mira-, en este lugar, me emociona terriblemente y más compartirlo con ustedes. Dentro de poco van a alegir sus nuevas autoridades, su nuevo presidente. Lo que tengo claro es que van a tener el derecho de exigirle al nuevo presidente que siga trabajando y que vaya por más, por muchísimo más”.
El presidente del TSJ también tomó la palabra para felicitar al Colegio y señalar que los abogados “son parte de la Justicia”. “Ser abogado es soñar que lo que tiene en la mano es una causa justa y para los jueces también. Cuando el abogado no sueña o el juez no sueña que lo que está haciendo es Justicia entonces está esperando que un ingeniero invente una máquina que procese los datos y dicte un fallo justo”, señaló García Alloco tras una anédcota suya.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.