Último momento
recent

Argentina avanza en materia de seguridad alimentaria

Fuentes: Desarrollo social | La Nación | Slideshare.net | La voz

Este año Argentina se destaca en la FAO por avances en materia de seguridad alimentaria y nutricional, una buena noticia de cara a acabar con el hambre en el país.

Este mismo año, la FAO reconocía la labor de Argentina en sus políticas para la erradicación de la pobreza y el hambre y lo hacía, además, en el marco del Foro Internacional de la Agricultura en Expo Milán 2015.
Entre estas políticas que han contribuido a este reconocimiento destacan la Ley de Agricultura Familiar, la creación de la secretaría del área en el Ministerio o el desarrollo y promoción de la comercialización de maquinarias y herramientas propias para los pequeños y medianos productores.
Paralelamente, hay que subrayar el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA), que se articula en torno a cuatro grandes ejes como son las familias (con capacitación sobre alimentación sana), el abordaje comunitario (fortalecimiento de organizaciones comunitarias), la creación de huertas familiares y la educación alimentaria nutricional.
Medidas que, en esencia, buscan combatir el mayor enemigo de la seguridad alimentaria, que es el aumento de la demanda y la especulación en los precios. De hecho, la FAO estima que casi 2.000 millones de personas en el mundo –una de cada tres- utilizan más del 50 por ciento de sus ingresos para adquirir comida.
Y es que no sólo la FAO, también otros organismos internacionales como la OCDE ya han advertido que los precios agrícolas se mantendrán en una franja superior a sus valores históricos. Por citar un ejemplo, sólo los precios de los cereales o la carne se mantendrá un 20% y un 30%, respectivamente, más elevados que en la década anterior.
El problema de la falta de seguridad alimentaria no es, por tanto, un problema de escasez de alimentos a pesar del incremento de la población mundial, sino de recursos económicos. Prueba de ello es que Argentina, gracias a la soja, se ha convertido en un abastecedor indispensable de proteínas y aceites vegetales, siendo el primer exportador mundial de harina y aceite de soja. Con la producción argentina de harina proteica de soja se podrían cubrir los requerimientos diarios de proteínas durante un año de 172 millones de familias.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.