Último momento
recent

Apareció otro oso melero en Los Chañares

Fue filmado por unos vecinos que recorrían los caminos de tierra de este paraje. El animalito, con cierto parecido al oso homriguero, fue junto al automóvil hasta que se perdió en un bosquecito autóctono.

Fuente: Informados Diario.

En abril de este año ya había aparecido otro ejemplar en la zona de San Francisco del Chañar. Es un animal que casi nunca se ve en la región, aunque sí en Santiago del Estero.
Si bien su aspecto genera confusión con el oso hormiguero, su denominación correcta es “melero” porque se alimenta de miel, además de insectos. Los lugareños que lo encontraron a la orilla de un camino, lo filmaron con un teléfono móvil mientras el animal corría a su lado.
El “Tamandua tetradactyla” , tal su denominación científica, habita en bosques y selvas, desde Venezuela hasta el norte y centro de Argentina. En nuestro país, el oso melero ocupa las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Santa Fe, Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero. Recientemente fue descubierto en bosques chaqueños y serranos del norte de Córdoba.
Aunque tiene similitudes con el oso hormiguero, es de tamaño más pequeño. Carece de dientes y tiene un hocico largo y tubular. Su lengua es muy extensible y pegajosa y, en forma de estilete, la introduce en hormigueros, termiteros y panales, luego de destruirlos con sus poderosas garras.
Se alimenta principalmente de insectos como abejas, hormigas y avispas, pero también disfruta mucho con la miel y la cera que producen las abejas.
Su pelaje es de color amarillo-anaranjado, con manchas negras sobre la espalda que se extienden hasta los hombros. Llega a pesar hasta 10 kilos. Se trata de una especie tímida y solitaria. No ataca ni es peligrosa para el hombre. Sólo en caso de sentir peligro el oso melero se defiende con sus garras.
De hábitos arborícolas, es un excelente trepador y se desplaza con facilidad en los árboles, ayudado por una cola cilíndrica y prensil. Puede estar activo de día y de noche. Las hembras suelen tener una sola cría, tras casi cinco meses de gestación.

Mudanza forzosa
Aunque la aparición de este oso resulte sorpresiva y hasta genere ternura entre los lugareños, lamentablemente la realidad es mucho más triste. La presunción de los especialistas es que este tipo de animales podría estar llegando a nuestra zona escapando de las crecientes en la zona de Santiago del Estero y, sobre todo, a raíz de la deforestación.
Actualmente, es una especie protegida por la Ley Nacional de Fauna. Todo aquel que lo capture, lastime o mate puede ser penado por la Justicia.
En el Zoológico de Córdoba actualmente hay seis ejemplares, más una cría reciente. En 2012, se liberó un ejemplar que había sido encontrado con su  salud deteriorada y que fue sometido a un proceso de recuperación.
El año pasado ya fue encontrado muerto un ejemplar en Cerro Colorado, después de haber sido atacado por perros.
Es por ello que el año pasado comenzaron a promover un programa de protección del oso melero; profesionales y especialistas de organismos públicos y privados formaron un grupo de trabajo interdisciplinario, a instancias de la Dirección de Recursos Naturales de la Secretaría de Ambiente de Córdoba y del Zoo capitalino.

Advertencia
Si usted se encuentra con este tipo de animales o alguna especie desconocida debe poner en conocimiento a las autoridades de medio ambiente, a la Policía Ambiental o, en su defecto, a la policía de su zona. No intente capturarlos.



Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.