En foco
Pin It

Widgets

La trampa de Volkswagen es común en Europa

Tal vez te interese

Fuente: Ballena Blanca

Por: Sara Acosta | Madrid

La técnica, llamada ‘cycle beating’, resulta habitual en los test de consumo y emisiones que los fabricantes trucan aprovechando una regulación europea muy laxa.
La trampa de los coches de Volkswagen descubierta en EEUU para que mostraran menos emisiones (de NOx) en los test de medición es más común de lo que se cree. Según un estudio de 2014 realizado por la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente, éste es solo uno de los trucos que los fabricantes de automóviles usan en Europa para cumplir con los límites legales de dióxido de carbono.
Como se apuntaba en este trabajo, “los motores modernos ya son incluso capaces de detectar cuándo se lleva a cabo un test y producir menos emisiones. Es una técnica conocida como ‘cycle beating’”. Es decir, justo lo que se ha detectado en EEUU y que ha provocado que se obligue a revisar cerca de medio millón de vehículos.
En un vídeo elaborado por BallenaBlanca, el think tank con sede en Bruselas desgrana algunos de los más de veinte trucos que las marcas emplean para trampear las emisiones en los test que se realizan en los laboratorios: “Sobre hinchan las ruedas, desconectan el alternador, también el GPS, el aire acondicionado o la radio, que consumen mucha energía. O retiran el retrovisor del acompañante para que el coche ofrezca menos resistencia”, comenta Nico Muzi, portavoz de este organismo. El resultado es una brecha del 30% entre las emisiones y el consumo de combustible que anuncian los fabricantes y las cifras reales. O así era hasta el año pasado, pues un nuevo estudio de la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente que se publicará en breve muestra cómo esa diferencia sigue aumentando.
La ironía, según los expertos, es que la manipulación de las marcas es ‘legal’ en Europa al realizar pruebas en laboratorio bajo normas muy laxas por cuyas rendijas se cuelan todos estos variopintos engaños. Además, quien valida el test suele ser el centro que realiza el examen. Como resume Muzi: “Hay un problema fundamental, da igual si se trata de emisiones de óxido de nitrógeno o de CO2, y es que básicamente el fabricante elige el centro en el que hará el test, y no existe un sistema que regule esos resultados. En Estados Unidos, la Agencia de Protección del Medio Ambiente tiene el poder no solo de corroborar que se cumple la ley, sino que puede tomar acciones legales, eso es lo que lamentablemente no existe en Europa y que nosotros pedimos”.
El instituto independiente Emions Analytics, dedicado a realizar estas pruebas en conducción real en Reino Unido, fuera del laboratorio, destapa tras más de 600 coches analizados un agujero del 33% de media entre las emisiones que declaran los fabricantes y los números de verdad. Para Nick Molden, fundador de este organismo: “El test en laboratorio es laxo y no refleja las condiciones reales de los coches. Si queremos alcanzar el objetivo de 95 gramos de CO2 en 2020 en Europa, debemos asegurarnos de que no es un artificio legal, sino una realidad en la calle”.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com