Último momento
recent

Grupo Pericón: treinta años de una referencia cultural de la zona

El conjunto de baile criollo caroyense celebra tres décadas de vida. Más de 200 personas han pasado por el espacio.

Hace treinta años, asegura, no imaginaba haber recorrido el intenso camino que hoy la lleva a celebrar tres décadas de vida de algo que comenzó sin grandes proyecciones. La que habla es Amelia Cherry (60), fundadora junto a Lidia Moyano del Grupo Pericón de Colonia Caroya. Esta incansable docente de danza tomó un grupo de adultos mayores que quería despacharse con este tradicional baile en la Fiesta Provincial de la Vendimia de 1985. De ese evento puntual surgió uno de los espacios culturales que es referencia en nuestra zona y por el que han pasado más de 200 bailarines y bailarinas.
  Todo comenzó hace ya treinta años. Carmen Portesio y Yoli de Portesio querían cumplir con ese deseo de bailar el pericón en la típica fiesta caroyense. Amelia recogió el guante, las comprometió a conseguir las ocho parejas necesarias y preparó al grupo de cara al evento. Finalmente por un imprevisto que afectó la infraestructura de la fiesta, el conjunto debió presentarse en el Bochas Sport Club, luego de la vendimia. Sin embargo, aunque no lo sabían, lo importante era dar ese primer paso que abriría el camino a varias generaciones de amantes de esta danza criolla.

Recrear la danza  
Actualmente más de 25 personas se hacen presentes en las clases del Grupo Pericón. Todavía quedan pioneros, que hacen que “el espacio sea muy sólido”, explica Amelia, apasionada por esta tarea que ha urdido con notable dedicación.
La riqueza de este espacio radica justamente en esa mixtura entre históricas parejas y jóvenes que se acercan para adentrarse en un mundo del que luego no quieren salir. “Tenemos abuelos de más de setenta años y jóvenes de entre 18 y 20 que vienen a aprender”, cuenta orgullosa.
Esta atracción en las nuevas generaciones tiene mucho que ver con la impronta que Amelia y Lidia le imprimen al grupo. Lejos de quedarse en una mirada estática de la danza, apuntan a “recrear la danza sin perder lo tradicional”. Es decir, se respetan lineamientos básicos, en materia de vestuario y coreografía, pero eso no impide “una búsqueda permanente de la propia identidad del grupo a la hora de ejercer la danza”.

Una vida de baile 
Con un promedio de ocho actuaciones anuales, que incluyen fiestas locales, eventos en otras localidades e incluso participaciones en otras provincias, el Grupo Pericón ha hecho del baile criollo una bandera muy bien representada en la zona. En una ciudad con una fuerte impronta friulana, este espacio que reivindica la cultura criolla ha sabido ganarse su espacio a fuerza de “un trabajo serio y prolijo a lo largo de muchos años”. Ahora podemos decir que “somos profetas en nuestra tierra”, celebra Amelia.
  La mujer creía que este año de celebración sería una buena excusa para retirarse. Pero el compromiso con el grupo tira, y demasiado fuerte. “La misión está cumplida, pero el amor a esto es tan grande”, comparte. Desde los 14 años que Amelia Cherry se ha dedicado a la danza. Desde los treinta que está felizmente atrapada por el Grupo Pericón. Quién sabe hasta cuándo. Nunca imaginó que esa presentación del ’85 daría pie a tres décadas de trabajo ininterrumpido. Y aquí está, a puro y merecido festejo.

Dato: El Grupo Pericón se reúne los jueves a las 21.30 en el CIC del lote XV
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.