Último momento
recent

¿Delinquir para cobrar un sueldo?

Por: Sol Minoldo (Doctora en Ciencias Sociales)

La semana pasada, los medios lanzaron un titular tremendo: aumentaron el sueldo a los presos, y ganarán más que los jubilados. Los presos, con pensión completa en la cárcel, tendrían un sueldo completo para disfrutar, y para colmo pagado con fondos de la Anses. Como si fuera poco, su sueldo sería mayor al ingreso de un pobre viejito que trabajó toda su vida.  Sin embargo, casi toda la información era sencillamente falsa, y en el mejor de los casos, engañosa.
-En primer lugar, ¿los presos cobran un sueldo por estar en la cárcel? 
NO. Ser preso no da derecho a un sueldo, subsidio o pensión. Pero como tampoco es legal el trabajo forzado/esclavo en nuestro país, los presos no tienen obligación de trabajar. Por ello, si a uno le interesa fomentar el trabajo en la cárcel, tiene que existir una retribución. Entonces, si los presos eligen trabajar, y solo en ese caso, se convierten en trabajadores, y obtienen una retribución por su trabajo.
- ¿Es cierto que los salarios de los presos (que trabajan) se financian con fondos de la ANSES?
NO. Los ingresos laborales de los presos los paga su empleador, público o privado. Aunque los talleres están siempre en las prisiones, dado que los presos no pueden salir para concurrir a un trabajo, en muchos casos el producto de su trabajo está destinado a empresas particulares. Así, lo que gane un preso no afecta en nada los fondos para pagar a los jubilados. En cambio, sobre su ingreso se deducen aportes que, de hecho, contribuyen a la recaudación de ANSES.
- La situación salarial de los presos NO es resultado de la política del actual gobierno.
Para bien o para mal, la ley que regula actualmente la retribución de los presos es previa, ya que se sancionó en 1996. Entonces, ¿por qué es ahora que los salarios de los presos aumentaron? Lo que aumentó es el salario mínimo de todos los trabajadores, y eso afecta colateralmente las remuneraciones de los presos, vinculadas al salario mínimo según la ley 24660. (La ley estipula que cuando un preso trabaja y el empleador es el Estado, su salario equivaldrá a tres cuartos de un salario mínimo. Si el empleador es privado, éste deberá abonar el equivalente a un salario mínimo, evitando con ello que la mano de obra presa sea más barata y conveniente que dar empleo a trabajadores en libertad).
- ¿Es cierto que el preso recibe todo su salario, encima de que ya tiene cubierta su manutención en la cárcel? 
NO. La ley 24660 estipula que el preso no recibe la remuneración durante su condena, sino que la misma se destina a: un 10% a indemnizar daños y perjuicios causados por el delito (sea a la víctima o al Estado, por costes de proceso judicial); hasta un 35% a la cuota alimenticia de familiares dependientes del preso (si un preso tiene hijos, ellos tienen derecho a una cuota alimenticia como cualquier menor cuyo padre no está en casa, por cualquier otro motivo, dado que la ley no prevé castigos extensivos para hijos o familiares del condenado); un 30%  se guarda para que cuando salga en libertad tenga un ingreso que facilite su reinserción; la ley también estipulaba un 25% para costear los gastos que causare en la prisión que lo aloja, pero esta retención fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia en 2011 y adicionada al fondo que el preso acumula para facilitar su reinserción el día que recupere la libertad. (La corte consideró que la readaptación social del preso es el objetivo superior del sistema penal y que la custodia de las personas privadas de libertad es una obligación del Estado de acuerdo con nuestra Constitución, así como para el Comité de Derechos Humanos).
En definitiva, el salario del preso sirve para incentivar que trabaje, que cumpla sus obligaciones paternas, y que acumule recursos para facilitar su propia reinserción. Aunque algunos aún puedan considerar que el preso debe ser obligado a trabajar  y que su salario debiera ser retenido para costear sus gastos en la prisión o indemnizar a la sociedad, eso requeriría reformar la constitución y revocar la adhesión a los tratados internacionales de derechos humanos.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.