En foco
Pin It

Widgets

La familia Giachini quiere volver a empezar, luego de perder su vivienda en las crecidas del pasado verano

Tal vez te interese

El grupo familiar logró que el Hipotecario les cancelara la deuda del Procrear. Piden poder acceder a un nuevo plan habitacional.

Por: Leonardo Rossi (De Nuestra Redacción)

Entre tanta mala, Ezio Giachini y Verónica Braida han tenido una noticia para tomar un respiro. El caso de esta pareja se convirtió en uno los más críticos en torno a las inundaciones del verano pasado. Tal como reflejó este semanario en abril y mayo, esta familia perdió su vivienda arrastrada por el río en la zona de La Cotita. La casa que estaba a punto de ser estrenada había sido construida mediante el plan Procrear, y la familia debía seguir pagando el crédito que le había otorgado ese programa. Luego de insistentes gestiones, lograron que el Banco  Hipotecario cancelara la deuda. Ahora deben resolver otros compromisos crediticios que rondan los quince mil pesos, y apelan a que Anses les permita volver a acceder al programa habitacional. “Hasta hablar con Diego Bossio no vamos a parar”, dice Verónica, con una fuerza que saca de donde ya no queda. 

El caso
Esta familia comenzó a montar su vivienda a través del programa nacional Procrear en un lote que se ubicaba a unos 500 metros del Río Guanusacate. Por conocer los antecedentes de la zona, la pareja advirtió a las autoridades municipales acerca de la necesidad de realizar acciones en el curso de agua que tiendan a minimizar impactos sobre los bordes en momentos de crecidas. 
Frente al evento climático del 15 de febrero, la vivienda quedó a menos de cien metros del hogar que estaba a punto de ser estrenado. La primera casa propia de los Giachini luego de veinte años de pareja. El río siguió su trabajo en esos días de lluvias persistentes y finalmente el 3 de marzo, la casa y el terreno entero fueron devorados por el agua. 
Desde entonces, Verónica se cansó de golpear puertas para ser incluida dentro de las familias damnificadas por las crecidas. “Ni Municipio ni Provincia nos dieron respuesta”, repite una y otra vez. Sin esperanzas de recibir ayuda alguna, al menos buscaba la forma de cancelar el crédito por la vivienda, del que ya había pagado 10 cuotas. Por delante quedaban casi veinte años de pago de tres mil pesos por mes, por una casa que ya no existe. 

Una oportunidad 
“Nos tuvimos que mover por nuestra cuenta. Una persona nos ayudó y pudimos lucharla cara a cara en el Hipotecario, hasta que logramos que nos cancelaran las cuotas que teníamos por delante”, relata. Entre tanto revés un triunfo. Sin embargo, apunta que todavía le “quedan quince mil pesos de deuda por créditos” que pidieron embarcados en el sueño de la mudanza a la casa definitiva. 
Luego de infructuosos intentos por recibir respuesta de las autoridades, Verónica dice firme: “Ahora no quiero ninguna ayuda del Municipio ni la Provincia, porque cuando los necesité me dieron la espalda”. La mujer apela a tener un encuentro con Diego Bossio, máxima autoridad del Anses, y que se contemple su particular caso para poder presentarse nuevamente a un plan Procrear. “Ya perdí mis sueños, esperanzas, toda la carga afectiva que había en ese lugar, en imaginar a mi familia ahí por años y años. Lo único que me queda es salir de la depresión y tratar de volver a empezar si es que nos dan esa oportunidad”, dice la mujer en un llamado colmado de dolor.  


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com