En foco
Pin It

Widgets

El Papa Francisco y el medio ambiente

Tal vez te interese

Por: Oscar Beas (Grupo Ecológico Jesús María | GRUEJMA)

“Amarás a la naturaleza de la que formas parte”

Es un nuevo Mandamiento que se le habría olvidado a Dios, en sus peticiones para un Mundo Mejor de Eduardo Galeano, escritor y periodista.
La visita regional a 3 países de América Latina del Papa Francisco ha provocado un cimbronazo en los medios de comunicación masivos, por la trascendencia que ha tenido su mensaje de “Revolución Verde” como  la han denominado algunos, en el cual señala claramente que todo planteo ecológico es también un planteo de tipo “social” porque las consecuencias del Cambio Climático, y la degradación ambiental severa que afecta al Planeta, la sufren más los sectores marginales y de extrema pobreza, especialmente los ancianos y los niños. Sin duda, es un intento  de ordenar los valores de una sociedad global, en construcción, sin mezquindades sectoriales  para asegurar una convivencia pacífica, respetando las identidades regionales.
Es que no sólo Su Santidad está preocupado, los ambientalistas de todo el mundo han alzado su voz de protesta y también los informes científicos dan cuenta del grave deterioro que sufren los ecosistemas, señalando que queda muy poco tiempo para reaccionar y adoptar políticas amigables con la Naturaleza. En marzo de este año, en Isla María-Alemania- 36 Premios Noveles se han dirigido, por nota oficial,  a las Naciones Unidas, con motivo de las próximas asambleas por el Cambio Climático y a los líderes de las grandes potencias mundiales que deben adoptarse medidas urgentes de prevención: “No actuar, implicaría ignorar los graves riesgos, de imprevisibles consecuencias, para las futuras generaciones, ya que nos encontramos a las puertas de una tragedia global”, dijeron.
Es que en su encíclica LAUDATO SI el Sumo Pontífice responsabiliza por la crisis, directamente, al sistema económico mundial actual,  al señalar que el Capitalismo busca producir  riqueza, a cualquier costo, sin importar la degradación ambiental, y que después de conseguirla, por el efecto derrame, recién el Estado puede implementar políticas de distribución. Es la llamada economía del descarte, no se respeta la justicia social ni la dignidad de las personas, donde manda el capital sobre el Hombre, y no al revés como debiera ser. Incluso, asemeja ese capitalismo salvaje y  la economía de exclusión social con el  mandamiento de No Matar, en la Encíclica Evangelius Gaidium, donde  pone límites claros para asegurar el valor de la vida humana. Hay que decir No a la Economía de exclusión porque también Mata. “La pobreza está precisamente en el centro del Evangelio, si quitamos la pobreza... no se entiende el Mensaje del Evangelio...”, de allí el mandato ético de inclusión social.
Como vimos en los en los 3 países que visitó, fue muy duro con los abusos del capitalismo y la injusticia social y exhortó a los jóvenes a “continuar haciendo lío...” como él señala,  al compromiso juvenil en la defensa de los valores humanos,  la vida y el medio ambiente. Reiteró en varias oportunidades que las políticas sociales deben ser la agenda primera de los gobernantes y que no sigan los malos ejemplos,  de quienes,  en nombre de políticas de austeridad, buscan la precariedad laboral, sin importar las consecuencias para los más pobres, que son el eslabón más débil del proceso económico. Es una firme valoración del Ser Humano como tal.
Indudablemente, nuestro Papa Francisco ha sido coherente con su política de austeridad desde que asumió el Pontificado, también con su transparencia administrativa  y su apertura mental,  que le permitió convertirse en un verdadero líder mundial. Su intervención en los procesos internacionales de buena vecindad  entre los Estados, de apertura hacia otros credos religiosos y gestiones personales para evitar guerras así lo atestiguan. Pero no sólo critica el consumismo al decir que el dinero es  “el estiércol del Diablo”, también en el último capítulo de LAUDADATO SI predica consejos prácticos para contribuir a mitigar los efectos de la degradación ambiental, sobre la calefacción: abrigarse; respecto al agua, luces, aire acondicionado,  papel y plásticos: usar lo menos posible; sobre residuos, hacer separación domiciliaria diaria; en las comidas, calentar solo lo que se va a  comer; usar transporte público en vez de automóvil. También, sobre los seres vivos, tratarlos con cuidado; y sobre los arboles, contribuir forestando lo más posible.
Para resaltar su apertura mental, transcribimos  un párrafo de un diálogo de Su Santidad con la revista Cárcova News, de marzo 2015, que no tiene desperdicio
Usted habla mucho de periferia. Es una palabra que usa muchas veces. ¿En qué piensa cuando habla de periferias? ¿En nosotros, en la gente de la villa?
- Cuando hablo de periferia hablo de límites. Normalmente nosotros nos movemos en espacios que de alguna manera controlamos. Ése es el centro. Pero a medida que vamos saliendo del centro vamos descubriendo más cosas. Y cuando miramos el centro desde esas nuevas cosas que descubrimos, desde nuestras nuevas posiciones, desde esa periferia, vemos que la realidad es distinta. Una cosa es ver la realidad desde el centro y otra cosa es verla desde el último lugar a donde vos llegaste. Un ejemplo. Europa, vista desde Madrid en el siglo XVI era una cosa, pero cuando Magallanes llega al fin del continente americano y mira Europa, desde ahí entiende otra cosa. La realidad se ve mejor desde la periferia que desde el centro. También la realidad de una persona, de las periferias existenciales e incluso la realidad del pensamiento. Vos podés tener un pensamiento muy armado, pero cuando te confrontás con alguien que está fuera de ese pensamiento, de alguna manera tenés que buscar las razones del tuyo, empezás a discutir, te enriquecés desde la periferia del pensamiento del otro”. Esto es valorizar el dialogo y el respeto por el otro.
Finalmente,  como habitantes de nuestro querido planeta Azul, confiamos en sus buenos oficios para que la próxima conferencia mundial sobre Cambio Climático limite drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y la degradación ambiental global. También que en nuestros pagos,  haga reflexionar a los responsables directos e indirectos de las últimas inundaciones, que tanto daño causaron, para remediar futuros riesgos a las poblaciones ribereñas más vulnerables de zona.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com