Último momento
recent

Asuntos pendientes

La agenda de servicios y obras para la próxima gestión municipal deben crecer en relación a los actuales. Las demandas sociales son cada vez más altas.

Mientras algunos problemas “macro” no se solucionen, los municipios están obligados a abordarlos desde lo “micro”. Está claro que un municipio no puede resolver los problemas estructurales de miles de familias en situación de pobreza, pero también está claro que puede realizar innumerables esfuerzos por atenuar los efectos de esa situación.
Desde colaborar con los comedores que ofrecen la copa de leche, hasta plantear obras de infraestructura básica que estén por fuera de lo que se denomina contribución por mejoras. Obras que sirvan para que los vecinos se sientan incluidos, menos marginados, tenidos en cuenta.
Y también gestionar ante los gobiernos centrales -provincia, nación- las grandes obras de infraestructura para esos sectores. Cordón cuneta, gas natural, telefonía fija, espacios verdes y recreativos, ampliación de los servicios de atención primaria de la salud (añadiendo algo de complejidad, también).
Para que esos barrios salgan de la estigmatización de la que son objeto hoy, para que los habitantes de esos sectores dejen de sentir que solamente importan para la época de las elecciones, para que no sean caldo de cultivo del clientelismo político, para que no sean caldo de cultivo para el desarrollo de actividades delictivas, para que la venta de sustancias psicoadictivas no sea la opción laboral más redituable.
Hay barrios en situación de pobreza que deberían dejar de inundarse cada vez que llueven 100 milímetros.
Como dice un amigo de este editor: ‘es preferible la acción antes que la reacción’, es decir, ir al problema antes de que suceda y no actuar después de que ocurre.
Hay niños en los barrios en situación de pobreza que merecen una mejor niñez, que necesitan mejorar su calidad de vida en los primeros años, llegar a la juventud con más oportunidades que las que hoy tienen. Hay asuntos pendientes, sin dudas, y hay que resolverlos.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.