Último momento
recent

Tras un mes, la ruta 9 norte no tiene cortes

Las crecidas rompieron dos puentes. El miércoles fue rehabilitado el paso en Totoral. Antes se había recuperado en Sinsacate.

La ruta nacional 9 norte volvió a ser transitable en toda su extensión en Córdoba, luego de más de un mes en que quedó cortada al tráfico por la caída de dos puentes, en diferentes tramos, provocadas ambas por las crecientes de los ríos tras las lluvias de febrero y marzo.
El miércoles pasado, Vialidad Nacional habilitó al tránsito el desvío, a través de un vado alcantarilla, en el sitio donde se cayó el puente en el tramo entre Villa del Totoral y Las Peñas.
La obra es de carácter provisorio, como la habilitada semanas atrás sobre la misma ruta, para poder reutilizar el puente entre Sinsacate y Jesús María, donde se construyó un terraplén de acceso.
En ambos casos, la solución real será la construcción o reparación definitiva de los puentes, que queda pendiente.
En el caso de Totoral, falta la instalación de luminaria que Vialidad le solicitó al municipio de Villa del Totoral para asegurar que el vado alcantarilla sea seguro de noche ya que corre –cuando menos– unos cinco metros debajo del trazado actual de la ruta 9 norte.
El desvío cuenta con señalética y guardarrail y se dispuso de personal de seguridad durante los primeros días para hacer más seguro el paso.
Con esta obra, se evita la engorrosa vuelta que se debía dar desde hacía más un mes para viajar hacia el norte, usando la ruta 60 y la 16 como alternativas pero extendiendo el recorrido unos 80 kilómetros.
Raúl Daruich, titular de la Delegación Córdoba de Vialidad Nacional, señaló que se viene trabajando en los pliegos para licitar la construcción de un nuevo puente en lugar del que se cayó. “Si todo marcha como prevemos, en diez meses deberíamos tenerlo listo. Cuando terminemos los estudios, sabremos si tendrá 40, 50 o 60 metros. No se olviden que aquí el puente tenía 15 metros y con la última creciente se generó un canal de 46 metros de ancho. De ese cálculo dependerá también el valor que tendrá”, acotó.
Daruich aseguró que están en contacto con el Gobierno de Córdoba, que tiene la jurisdicción sobre el río Totoral, para acelerar todos los plazos y que se pueda restablecer ese paso para fin de año o principios del año próximo.
También será necesaria una obra sobre el puente Sinsacate–Jesús María para sumar defensas sobre el terraplén norte más la pavimentación del tramo de 50 metros que la corriente arrastró. Sobre esa obra, no hubo todavía confirmación de plazos ni de montos de obra.

Un puente de 15 metros ahora necesita 60
Entre Jesús María y Ascochinga. También en el centro-norte de la provincia, un tercer puente fue destruido por las crecidas de febrero pasado: el ubicado sobre la ruta E-66, entre Jesús María y Ascochinga. Se cayó el 15 de febrero por la crecida del río Guanusacate, el mismo que provocó serios destrozos a su paso por la ciudad de Jesús María. Días después, se montó en ese sitio un puente militar tipo Bayley, que apenas una semana después fue llevado por la segunda y más dañina crecida, del 3 de marzo. Vialidad Provincial anunció que en ese punto realizará un vado alcantarilla, unos 150 metros aguas debajo de donde se cayó el puente, para rehabilitar en forma provisoria el paso. Mientras, promete agilizar un llamado a licitación para la construcción de un nuevo puente. El dilema es que el caído tenía 15 metros de largo, pero el cauce se ensanchó ahora cuatro veces, y la nueva obra deberá considerar esa nueva longitud.

Fuente: La Voz del Interior
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.