En foco
Pin It

Widgets

Las pérdidas en la vid alcanzarían los $ 2 millones

Tal vez te interese

Las intensas lluvias provocaron la peor cosecha que recuerdan los productores.

Por: Leonardo Rossi (De nuestra redacción)

Al comenzar la semana, el intendente Luis Grión decretó la emergencia vitivinícola. La medida propone brindar un aporte de dos mil pesos por hectárea a cada productor y librar (o reintegrar) el pago de la tasa a la propiedad. Según las primeras estimaciones de productores y técnicos, las pérdidas oscilan entre cincuenta y cien por ciento de la cosecha, según la variedad. Santiago Lauret, enólogo de La Caroyense, cree que las pérdidas “pueden superar los dos millones de pesos”.
Luego de la crisis que vivió el sector el año pasado, parecía difícil encontrar un panorama menos alentador. Sin embargo las incesantes lluvias hicieron estragos y los productores viven una temporada notablemente peor que la anterior. Lauret apunta que las pérdidas, que según su registro van del cincuenta al setenta por ciento (en variedades como pinot negro, cabernet y ancellotta), “son más grandes que el año anterior”. Los datos se arriman a los que tiene Mariela Puerta, ingeniera del Departamento de Ambiente, desde donde por estos días toman la declaración jurada de los productores para agilizar los subsidios. “He hablado con unos quince productores y las pérdidas van de setenta a cien por ciento”, señala.  “Queda la cosecha de la frambua, pero también se espera que la merma sea alta”, añade.
Desde su unidad productiva, Danilo Fantini comparte el duro día a día que viven: “En cabernet, de una hectárea que tenía, perdí todo, y en otras las pérdidas también son grandes, de entre ochenta y noventa por ciento”. “Sin dudas que es el peor año de todos”, confirma. Daniela Mansilla, técnica que trabaja junto a Fantini y otros cinco productores, comparte que “en varios lotes hay pérdidas de cien por ciento”. Desde el grupo Vitis (Ministerio de Industria de la Provincia) que coordina, Mansilla observó que “a pesar de la gran tarea que hicieron los productores, la humedad y las lluvias no dieron posibilidad”.

Alternativas 
Frente a este tipo de eventos climáticos, Lauret plantea que sería necesario que se autorice a cosechar anticipadamente, aunque la uva no alcance el grado de maduración que exige la actual legislación. “Eso se hace en el Mercosur y Europa, pero acá no, y así se tienen este tipo de pérdidas”, explica. Para Fantini “sería útil una herramienta de este tipo”, aunque destaca que “sólo se use en emergencias”.
Mansilla comparte que “en casos como estos, se podría salvar mucho”. “Habría que ver distintas opciones, y buscar mecanismos para proteger la producción local”, enfatiza la ingeniera agrónoma.
  Para lo que viene, Fantini dice que “será mucha la inversión para disminuir los factores de infección” en las vides que han quedado muy dañadas por el agua. En ese sentido reconoce que “cualquier tipo de ayuda que pueda brindar el Estado será buena”. Desde el Municipio relevan a los productores y buscan operativizar esta asistencia, mientras se aguardan otros aportes de entes provinciales y nacionales.  Ambiente había señalado que hace cuarenta años existían 1500 hectáreas dedicadas a la vid, y en la actualidad sólo quedan 127. Frente a este tipo de eventos, y sin políticas que den alternativas, la tendencia es a la extinción.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com