Último momento
recent

Después de la tormenta, un gran acuerdo social

Rafael Di Marco, papá de Mariana, se puso a la cabeza de un acto el pasado lunes en la plaza Pío León que logró convocar a un millar de vecinos preocupados por lo que el temporal provocó y por la necesidad de un acuerdo para salir.

Desde que Marianita desapareció, el 15 de febrero durante el primer temporal, sus papás reparten su tiempo entre el duelo y la activa participación social. Y lloran, juntos, por separado, varias veces por día, mucho, todo lo que se puede y en cualquier posición.
Pero no quieren que su muerte haya sido en vano porque la vida de Marianita no fue en vano ya que ella lo repartió entre su militancia radical, su compromiso con los Scouts, y la solidaridad con el prójimo a través del grupo Voluntarios en Camino, entre muchas otras cosas. Y tampoco quieren que a nadie le ocurra lo que a ellos les ocurrió y tras ese cometido van y van y van.
No cabe ninguna duda que si Marianita viviese habría estado entre los vecinos afectados, ayudando, dando una mano, llevando su sonrisa inolvidable.
Pero Rafael Di Marco es quien viene manteniendo un alto perfil y viene aglutinando tras de sí a cuantos quieren que algo cambie y saben que eso hay que pedirlo en las altas esferas de la política.
A Rafael le quedaron muchas puertas abiertas y muchos teléfonos que contestan y no quiere desaprovechar esa llegada que le ofrecen funcionarios que tienen alto poder de decisión en Córdoba.
Por ese motivo, la primera cruzada de Rafael fue peticionar la instalación de un sistema de alerta temprana sobre el río Guanusacate y sus afluentes (Santa Catalina y Asochinga y sus afluentes). Después, se le sumó la petición de la ejecución del proyecto de los microembalses o lagunas de retardo que tiene listo desde 2010 el ingeniero agrónomo especialista en suelos, David Torre. Y se juntó con los autores de ambos proyectos para interiorizarse.
Luego, la generosa mediación de algunos colegas puso a Di Marco en el camino de Atilio Carignano, con quien se conoció hace menos de diez días, y la Sociedad Rural se sumó a su cruzada. Por eso, lo que en principio iba a ser una reunión con los productores afectados por las inundaciones, trocó en una asamblea de vecinos el pasado lunes por la tarde en la plaza Pío León.
Allí, se leyó una sentida carta de Di Marco en la que invitó a toda la sociedad a ponerse a trabajar para reconstruir lo que se ha roto. Y en las breves pero emocionadas palabras que pronunció, el papá de Marianita invitó a que todos pechemos del carro en forma pareja.
Hasta aquí, todo podría parecer que fue una convocatoria desprovista de contenido político, pero la verdad es que las instituciones intermedias se movilizaron durante todo el fin de semana pasado para lograr que estuviesen todos los intendentes y jefes comunales afectados por las cuencas de los ríos que hicieron destrozos y también los referentes de los colegios profesionales y de cuanta institución intermedia existe. Fue para decirles a los que tienen que gestionar que cuentan con respaldo, pero que les harán un seguimiento importante. Fue sólo el puntapié de aquello.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.