En foco
Pin It

Widgets

Con Scholtis, Alianza Jesús María quiere ser protagonista

Tal vez te interese

Fuente: Mundo D de La Voz del Interior | 26/12/2014

Con integrantes de sus mejores años y desafíos renovados, Alianza Jesús María tiende un puente con el pasado para volver a la elite. “Tanza” Scholtis, la figura central.

Por: Gabriel Rosenbaun

Vuelve. Y no vuelve así nomás: vuelve con todo. Alianza Jesús María, el equipo cordobés que dejó una marca registrada en la Liga Argentina masculina de vóley, ansiaba un regreso por la puerta grande, acaso para hacerle justicia al tamaño de los recuerdos que dejó.
Como en las buenas “pelis”, el guion incluye actores de la primera saga, con el protagónico para Gustavo Scholtis, “el Tanza”, un gigante que en las fotos de 2001 aparecía flaquito, con pilcha de Alianza y mucha cara de niño, y que hoy, a los 32 años, trae una pila de experiencia: la de ese pibe que creció hasta convertirse en capitán de la selección argentina en 2007, en su apogeo con la Albiceleste, con la que jugó torneos oficiales entre la Copa América de 2000 y la Liga Mundial 2011.
Scholtis, la gran figura, es uno de los integrantes de un tridente que sabe de qué se trata: Cristian Ventura, entrenador que vivió en distintos puestos muchos de los mejores momentos de este equipo, y Mario “Chicho” Picat, actual capitán y al mismo tiempo pieza clave para la gestión dirigencial, representan el puente entre pasado y presente de este Alianza que se prepara a pleno para disputar la A2, la Segunda División, con un objetivo excluyente: el regreso a la elite nacional.
“Un deportista siempre quiere volver al lugar de sus inicios, a ese equipo en el que empezó a destacarse. ‘Chicho’ me habló contándome el proyecto de armar un equipo bien competitivo, con el objetivo de llegar a la A1, y decidí volver. Es un sueño compartir este proyecto con amigos. Siento que es una familia y lo voy a disfrutar muchísimo. Llego en un momento de madurez deportiva y personal”, destaca Scholtis, quien viene de consagrarse campeón de la Liga de Chile, en la cual jugó para terminar de recuperarse de un problema en la rodilla derecha, luego de rechazar algunas propuestas en Argentina y Qatar.

¿La historia común en Alianza influye en la ambición del pre­sente?
- Sí. En un ciento por ciento. El sueño es devolverle a Córdoba una plaza en la A1, poder ver una cancha llena como en la buena época y desarrollar jugadores y un cuerpo técnico bien cordobeses. (Ventura)
- Ojalá se nos dé el ascenso. Me emociona recordar momentos increíbles que vivimos acá, como el festejo por el ascenso a la Liga, las ‘semis’ con Bolívar a estadio lleno o el torneo internacional que jugamos en el Orfeo contra Bolívar y equipos brasileños muy grossos. Y fuera de Córdoba, por ejemplo fue impresionante jugar un Súper 4 en el Luna Park (Scholtis)

¿Cuál es el plus que aportará “el Tanza”?
- No sólo será la estrella del equipo, sino que con él tenemos a un entrenador en cancha. Su experiencia es fundamental. (Ventura)
- Para mí, sumarlo era fundamental desde el comienzo del proyecto, cuando lo hablamos con la diri­gencia del club y el intendente Gabriel Frizza. Pero además de lo que representa deportivamente, no hay otro jugador con el que tenga mayor afinidad que con ‘el Tanza’. Ni con mi hermano tengo esa relación. Nos va a dar muchísimo en todo sentido. (Picat)

Un club, un sello, una ciudad
En cinco temporadas en la Liga Argentina (desde 2001/02 a 2005/06), Alianza impuso su sello: el de un equipo con mucho acento cordobés que algunos llamaron “los Carasucias”, por el desparpajo y el atrevimiento con el que jugaba. Estuvo a un pelito de voltear al “caballo del comisario” en su temporada debut (Rojas Scholem, luego campeón) y fue dos veces semifinalista.
En abril de 2003 jugó unas “semis” contra Bolívar en las cuales hubo gente que se quedó afuera del estadio: no entraba ni una persona más. Fue, además, un trampolín para jugadores que después “la rompieron” en la Liga y en la selección argentina.
Para la A2, Alianza armó una estructura de juego en la que sobresalen Scholtis y Mauricio Viller, dos cordobeses con buena experiencia en la Liga, más el capitán “Chicho” Picat y otros jugadores de la cantera del club, además de refuerzos provenientes de La Calera (otro de los equipos fuertes del vóley cordobés, que en el torneo local es dirigido por Ventura) y varios pibes cordobeses con mucho futuro.
Alianza Jesús María y Rivadavia de Villa María serán los dos representantes cordobeses en la A2. Ambos jugarán la Zona A, junto con Paraná Rowing y Echagüe de Entre Ríos, Sonder de Rosario y UVT de San Juan.
El torneo se disputará con 18 equipos y los tres mejores de cada una de las tres zonas de primera fase avanzarán a la siguiente instancia, que se desarrollará en tres nuevos triangulares: los dos mejores de cada uno de ellos lograrán la clasificación.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com