En foco
Pin It

Widgets

“Disney” de Alejandra Vicari Ballet, a sala repleta

Tal vez te interese

El espectáculo que presentó la academia de danzas de Alejandra Vicari fue un derroche de detalles y una invitación a revivir emociones de la infancia.

Por segundo año consecutivo, la compañía de ballet que dirige Alejandra Vicari tuvo que colgar el cartelito de “no hay más localidades” ya que sus tres funciones de Disney recibieron el espaldarazo del público local.
Si se tiene en cuenta que Blancanieves cumplió este año 77 años ya que la factoría que creó Walt Disney la ofreció al público por primera vez en 1937, fácil es pensar que algún personaje de disney atravesó a varias generaciones.
Entonces, engancharse con alguna peli es muy fácil ya que sus músicas son harto conocidas. Y más fácil es engancharse cuando a esa música la acompaña un cuadro de ballet, o de flamenco, o de tap como los que ofrecieron durante el fin de semana pasado en el cine teatro Gianelli.
A lo largo de dos horas de duración, alrededor de 210 bailarinas se fueron distribuyendo cada uno de los momentos y la atención del público.
Para dimensionar un poco el esfuerzo del que estamos hablando, cada bailarina participaba en un mínimo de dos cuadros de baile (algunas lo hicieron hasta en cuatro de ellos), es decir que estamos hablando de cuando menos 600 cambios de vestuario.
Y entre presentación, aplausos, y nueva presentación no mediaron más que algunos pocos segundos. La sincronización entre los cuadros, las imágenes de fondo, la colocación y retiro de los objetos que iban en cada cuadro fue perfecta.
Y mientras iban pasando las alumnas más pequeñas y las de menor formación en cantidad de años, el escenario se iba preparando para momentos realmente muy altos. El primero de esos momentos llegó con la recreación de la película El Rey León y la canción Can you feel the love tonight?, la preciosa balada de Elton John, que fue acompañada por suaves movimientos como de juncos mecidos por la brisa en alguna escondida laguna. Sútil, bello, emocionante.
Antes de eso, el despliegue clásico del ballet de La Bella Durmiente había dejado una gratísima sensación, mientras el personaje de Maléfica aterrorizaba a la muy bien lograda Bella Durmiente que despertaba del letargo acompañada por un violinista y una luz perfectamente ensamblados. Telón de cierre para la segunda parte, dejaba al público con el tiempo para comprar un refresco y estirar los pies un rato.
Para los cuadros de flamenco y de tap hubo un ligerísimo detalle, seguramente difícil de sortear: los taconeos sobre el escenario casi no se escuchan desde las butacas ubicadas más atrás y eso atenta contra la solidez conceptual.
Los merecidos aplausos del show se lo lleva el cuadro final de los deshollinadores de Mary Poppins, con una Maru Vicari en el papel principal y un despliegue de talento notable, sin contar que es muy prolijo el uso de objetos y que la alegría brilló en los rostros de las bailarinas.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com