Último momento
recent

La Junta de Defensa Civil de Jesús María fijó plan de acción

Se determinaron las principales hipótesis de actuación y ejes de trabajo. La mirada se enfoca centralmente en crecientes del río, accidentes en ruta, y el Festival de Doma.

El intendente Gabriel Frizza y el secretario de Control Urbano, Enrique Brizuela, formalizaron el relanzamiento de la Junta de Defensa Civil local, en cuya nueva constitución serán, respectivamente, presidente y coordinador general. A la estructura funcional se sumó como coordinador operativo Matías Flores, que es la persona designada por el municipio para avanzar en el diseño de un protocolo de intervención y actuación antes emergencias en la ciudad.
Brizuela destacó que en rigor la Junta se ha mantenido siempre activa, sólo que a partir del evento registrado el año pasado con la fuerte creciente del Río Guanusacate, se consideró pertinente replantear la mirada sobre a faz preventiva.
Así, adelantó que se trabajará fuertemente sobre varias hipótesis de eventuales problemas en la ciudad.

  • Las creciente súbitas en el río. Se evalúa la posibilidad de instalar un sistema de medición y alerta temprana, cuya factibilidad se considerará junto a las jurisdicciones provincial y nacional. Del mismo modo, se activará un sistema de alerta a través de medios de comunicación y capacitación a la población ribereña, respecto de cómo actuar ante una crecida (movilidad, cruce de puentes).
  • Accidentes vehiculares con múltiples víctimas en ruta 9. Esa vía atraviesa la ciudad de punta a punta y son frecuentes los casos de siniestros con consecuencias fatales. Se apunta a organizar la respuesta ante la emergencia y definir los roles de cada integrante de la Junta.
  • Derrame de sustancias peligrosas. En este caso el riesgo está latente también por el paso diario de decenas de camiones a lo largo de la ruta. Si bien personal de Bomberos está capacitado para enfrentar estos posibles conflictos, se articulará esa respuesta con todos los demás actores de la Junta y también la población.
  • Aglomeración de gente en el anfiteatro de Doma y Folklore. La concentración de personas en un espacio físico reducido habilita la hipótesis de problemas si no está predeterminado y bien trabajado un protocolo de evacuación y respuestas, por ejemplo, ante la presencia de una tormenta u otro evento que genere pánico y estampida de la gente.
Dentro de este marco, la Junta se propone capacitar a sus integrantes y la población en general sobre emergencias y cómo actuar ante ellas; relevar inmuebles, población y recursos humanos y técnicos disponibles; fijar corredores de circulación para Bomberos, Policía y Servicios de Emergencia, entre otros ítems.
Frizza y Brizuela insistieron por igual en que la ciudad “debe estar preparada de la mejor manera para afrontar imponderables”, que en muchas casos se derivan de situaciones fortuitas o bien de la dinámica propia que va adquiriendo el desarrollo urbano.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.