En foco
Pin It

Widgets

Los operativos saturación “no brindan más seguridad y siembran pánico”

Tal vez te interese

Crítica de organizaciones sociales a la propuesta para abordar la lucha contra el delito en la zona.

Por: Leonardo Rossi (De nuestra redacción)

El colectivo No es Merodeo es Paseo manifestó su “preocupación por la profundización de un Estado policial”. Durante dos fines de semana, la zona fue territorio de Operativo Saturación, según lo denomina la Policía. Diez móviles de distintos distritos de la ciudad de Córdoba, tres de la Policía Caminera, siete pertenecientes a la Patrulla Preventiva de Jesús María y seis grupos de Guardia de Infantería se sumaron al cuerpo de la fuerza local. 
La intención, según las autoridades, dar “solución” a problemas como la delincuencia. Para diversas organizaciones sociales, que trabajan contra la criminalización de la juventud y la pobreza, “se está sembrando pánico, a la vez que no se solucionan los problemas de fondo”.
A mediados de mayo, el intendente Gabriel Frizza tuvo un encuentro con el gobernador. En esa reunión, expresó el mandatario municipal en una entrevista radial, obtuvo el compromiso de José De la Sota “para que estos mismos operativos, que se están haciendo en la ciudad de Córdoba, se puedan hacer en la ciudad de Jesús María”. La intención es “generarle a la sociedad una posible solución a un problema que nos preocupa muchísimo”, dijo en referencia a la inseguridad, derivada del delito. 

Ciudad dividida
El 19 de mayo, un comunicado de la Unidad Departamental Colón de la Policía reportaba los resultados del Operativo Saturación en la zona: “fueron controlados más de 260 personas y 220 vehículos”. “Se secuestraron una motocicleta involucrada en un delito y nueve para acreditación de propiedad.” Además hubo “un detenido por delito, nueve por infracción al Código de Faltas” y, sin precisar cantidad ni destino, señala que “algunos menores fueron trasladados para resguardo de su integridad física”.
“¿Saturación de qué?”, se pregunta, con la voz tensa, Camila Serafini (18). Miembro de la revista autogestiva Carayá, y adherente al espacio No es Merodeo es Paseo, esta joven está preocupada. “¡Por mis amigos, por mi familia, por mí!”, dice. Este tipo de controles policiales, “dividen la ciudad, entre los que andan en la calle y los que se quedan en sus casas, creyendo que así están más seguros”. Serafini se extiende en su planteo: “Marcan como chorro al tipo que vive en determinado lugar, encierran barrios, y eso genera más bronca y más violencia”.
“Se está militarizando el asunto”, observa Mónica Nielsen (55), presidenta el Club Social y Deportivo Che Guevara. “Un chico delante de un tipo armado, haya cometido o no un delito, es alguien totalmente desprotegido”, amplía, en línea con la idea de Serafini. Es decir, qué imagen puede construir para con la fuerza pública un joven violentado. Desde la misma posición, Gimena Ledesma (27), de La Jauretche y No es Merodeo, agrega que “no es buena la mirada de muchos vecinos para con la Policía, porque hay abuso, porque generan aislamiento y discriminación”.

Otras formas 
Nielsen no niega que “existe el delito y existe la droga”, pero abordar estos problemas desde este enfoque, afirma, “no brinda ninguna solución y atrasa”. “Siembran pánico, como se hizo en otra época con otros fines”, compara.  Ante “la falta de laburo o de motivación”, dice Nielsen, “hace falta educación, deporte, trabajo, pero no más policía”. En ese sentido,  Serafini reclama que se aborden “las necesidades de cada barrio, en vez de cercarlos de policías como sabemos que se hace”.
A Ledesma le “llama la atención que desde el poder local se pidan refuerzos”. Para Nielsen, buscar resolver las problemáticas sociales por esta vía “muestra que somos unos fracasados”. “Tener que tener toda la fuerza en determinados barrios, y creer que la seguridad pasa por ahí, evidencia que los resultados de los distintos gobiernos, municipal, provincial y nacional, no son buenos. Esto pasa acá, en Córdoba, en Buenos Aires o en Rosario”, evalúa. Serafini completa: “Me asusta que haya gente que crea que estos operativos son buenos”. “Es tristísimo”, remata, con un tono que evidencia dolor propio y ajeno. 
De cara a lo que viene, Serafini y Ledesma cuentan que desde No es Merodeo es Paseo irán a los barrios más afectados por estos operativos a la búsqueda de poder pensar en forma colectiva la seguridad. “Estamos totalmente en contra de estas políticas, y es necesario pensar otras”, deja planteado Ledesma.  


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com