En foco
Pin It

Widgets

Reconocimiento por los diez años del Concejo Deliberante Juvenil

Tal vez te interese

Al cumplirse el décimo aniversario de la creación del Concejo Deliberante Juvenil, el cuerpo de ediles de Jesús María decidió homenajearlos y les permitió hacer un balance.

En abril de 2004, una ordenanza ponía en marcha en Jesús María el Concejo Deliberante Juvenil y se lograba que muchos adolescentes comenzaran a pensar la ciudad desde sus expectativas y desde su mirada.
Antes de eso, ya se había puesto en marcha en la ciudad el proyecto Jóvenes Ciudadanos que fue presentado por un grupo de profesionales de la zona a las autoridades municipales con el objetivo de mejorar los mecanismos de participación y de inclusión del mensaje de los jóvenes en el discurso de la ciudad.
Hasta esa “oficialización” de la participación juvenil, en los medios de comunicación social  la presencia de los jóvenes era escasa y mayoritariamente referido a la juventud en conflicto con la ley, en episodios de violencia en ámbitos educativos, en escenas de consumo de alcohol en exceso. Como si no hubiese habido en ese entonces ninguna razón para exaltar los méritos de cientos de jóvenes que participaban en grupos juveniles, ateneos, agrupaciones scouts, juventudes partidarias, y organizaciones no gubernamentales con sentido solidario.
Por eso, resultó esta semana sumamente interesante que, nuevamente, el Concejo Deliberante decida realizar una sesión especial para celebrar que se hayan cumplido diez años desde que se lanzó el Concejo Deliberante Juvenil. Y aunque no fue masiva la participación de exconcejalitos, sirvió para hacer un balance sobre lo que dejaron estos diez años en boca de quienes fueron protagonistas.
Silvana Pedro, una de las excoordinadoras del grupo, se refirió a la ocasión del homenaje: “En el primer tiempo el desafío era motivarlos a que participen porque no era fácil que se prendieran en proyectos. Hoy veo con la madurez que hablan y cómo se desenvuelven algunos de los que pasaron por el espacio y me siento muy orgullosa por ellos”.
Aunque muchos de los proyectos presentados por los concejalitos quedaron truncos, unos cuantos se ejecutaron, entre ellos, el pintado de sendas peatonales en la zona céntrica, ponerles nombre a los dispensarios municipales reconociendo la labor de destacados médicos argentinos, los paseos saludables, el cambio a tecnología LED de los semáforos, y campañas contra la discriminación y para que los niños vayan en el asiento trasero en los autos, entre muchos otros.
Otra de las excoordinadoras, Yanina Plaate, opinó sobre lo que debiera comenzar a ocurrir si se quiere mantener el espacio: “Una forma se seguir apostando a los jóvenes sería destinar ciertos fondos para que aquellos proyectos que no implican un gran costo puedan concretarse. Deberían darle aunque sea un porcentaje del presupuesto, eso sería un aliciente para los chicos porque son buenos administradores. Sería una forma de ponerlos a prueba y demostrarle a la sociedad y apostar a ellos porque pueden ser responsable en el uso de fondos”.

Con espíritu crítico
A la hora del balance, quienes han pasado por el espacio aseguraron que fue positiva, aunque sentando posición respecto de las dificultades que el propio mundo adulto les generó.
Valeria González, por ejemplo, se refirió a eso: “Nos tocó remar contra el Concejo Deliberate adulto que nos rechazaba proyectos con cualquier excusa. Al tiempo nos dábamos con que el proyecto se había ejecutado pero con el nombre del Concejo Deliberante adulto. Eso nos provocaba mucha bronca porque nuestra mirada joven nos hacía ver cosas que nadie notaba y nos truncaban parte de nuestros sueños”.
“Me provoca mucho orgullo caminar por las calles y ver proyectos que se hicieron y que salieron del grupo de debate que teníamos”, añadió Valeria.
Micaela Gándara, otra exconcejala juvenil, también coincide en que le tocó participar en tiempos complejos: “Tuvimos fracasos que para mí fueron aprendizajes. También hubo momentos en que se frenaron proyectos, hicimos algunos proyectos bien y otros no tanto, pero fue un momento de mucho movimiento que fue increíble y que significó un aprendizaje re lindo”.
Lucas Contreras, otro de los exintegrantes del espacio, aprovechó la ocasión del homenaje para reclamar con insistencia en la necesidad de que el discurso juvenil se incorpore sin tanto juicio adulto, sin tanto prejuicio, y con generosidad.
“Podés hacer un grupo de amigos en varias actividades, pero lo que tuvo de particular esto es que era un espacio para hacer política, bastante transparente, sin especulación, sin presiones. Eso fue muy importante”, señaló Contreras.
“Hay -completó el joven- mucha gente que, más allá de este espacio, está haciendo cosas y en muchos casos ni siquiera son grupos formales. Hay agrupaciones políticas, gubernamentales, scouts, y hasta grupos solidarios trabajando, desde la queja, la acción concreta. Hay mucha gente moviéndose”.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com