En foco
Pin It

Widgets

Productores restablecieron tránsito sobre el Camino a Nintes con sus propios medios

Tal vez te interese

Productores ubicados a lo largo de los 180 kilómetros que tiene esta importante vía secundaria sumaron sus máquinas y su trabajo personal para restablecer la comunicación entre la zona de Jesús María y Candelaria.

La lluvia del pasado 6 de abril terminó por complicar a los productores de la zona rural que es atravesada por el llamado Camino a Nintes cuando destrozó el paso vehícular que existe en un vado de material que pasa sobre el río Jesús María.
La situación no hizo más que generar bronca porque el destrozo que iba a hacer el río cuando creciera fue advertido a las autoridades provinciales -léase Vialidad Provincial y Recursos Hídricos- desde hace varios años.
Para evitar lo que sucedió, esto es, que la fuerza del agua destrozara el vado y se saliera del cauce era necesario hacer un trabajo sobre el río a lo largo de unos 500 metros antes del vado. Pero no fue autorizado. Ahora, el arreglo les (nos) saldrá a todos carísimo.
Es que lo que hubiese insumido poco más de 200 mil pesos, que son las horas de topadora sobre el río que hubiesen sido necesarias para los trabajos preventivos, ahora se transforman en 300 mil pesos por cada kilómetro de camino que quedó destrozado por los desbordes y se calcula que hay, cuando menos, entre diez y quince kilómetros que habría que restablecer.
No obstante la bronca, un grupo de productores decidió, esta semana, poner manos a la obra y sumar todos los recursos al Consorcio Caminero 211 para restablecer el paso sobre el vado mencionado anteriormente.
Se improvisaron unas defensas con cubiertas usadas rellenas con arena y se metió una topadora y relleno para habilitar el paso cuanto antes, toda vez que se está en tiempo de cosecha y es vital esa vía de comunicación.
Sergio Colla, vicepresidente del consorcio, resumió la actividad que juntó a unos 20 productores afectados esta semana: “Estamos intentando dar paso que es la prioridad y lo que nos pidió Vialidad (Provincial). Después, intentaremos dar la solución definitiva al problema que es canalizar el río unos 500 o 600 metros río arriba para enderezarlo y que desemboque en el puente-vado”.
“Acá -añadió Colla- no hay que echarle la culpa al agua. El tema es que se necesitan obras y uno quiere hacerlas -no para beneficio personal sino para el de muchas personas- y no nos permiten trabajar en el río. Eso nos causa mucha pena, dolor, porque hay mucho trabajo que hicimos y que fue inútil. Sentimos que se podría haber evitado todo esto que pasó”.
Para el vicepresidente del consorcio, más allá de las pérdidas que significan tener que movilizar las cosechas por otros caminos secundarios, alargando kilómetros, también está la necesidad de muchas personas que viven en el campo que no tienen la oportunidad de llegar a tiempo en caso de alguna emergencia de salud, como ha ocurrido recientemente con una mujer que empantanó su vehículo y estuvo horas hasta que pudo ser auxiliada y llevada hasta un hospital, salvando su vida de milagro.
“Desde hace diez años venimos elevando notas y haciendo pedidos para que nos dejen intervenir en el río con sentido común”, añadió Colla.
Los trabajos pudieron realizarse gracias a la buena voluntad de productores en forma particular y de algunas comunidades como el caso de Colonia Vicente Agüero que aportó alguna maquinaria para poder trabajar. “Mientras haya gente así como ésta, vamos a ir para adelante”, concluyó Colla.
La imposibilidad de intervenir en el río Jesús María, por el excesivo celo que pone Recursos Hídricos, ha generado inconvenientes por desbordes en producciones agropecuaria en las estancias Santo Tomás, San Javier, y El arenal, en nuestra zona, pero también afectó numerosos lotes hacia la zona de Obispo Trejo.
El trabajo del consorcio por estos días se abocó a resolver los pasos sobre los ríos Jesús María y Pinto.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com