En foco
Pin It

Widgets

Guanusacate… la historia nos habla y nosotros, ¿seguimos sordos?

Tal vez te interese

Por: Gustavo Machado (Vecino de Jesús María. DNI. 16.721.274)

Contextualicemos: el lunes 7, vecinos de los barrios lindantes al río nos congregamos en la Municipalidad de Jesús María con la finalidad de conocer aspectos y acciones que se están desarrollando en función de la problemática de público conocimiento. Es decir, Usted se preguntará, tal vez, ¿qué río?... Sí, ¡ése!, el que hasta el momento, y en singulares momentos, ¡sólo emite malas noticias!.

Evidencia: en los últimos años, dos puentes arrasados, fatalidades humanas, desmoronamientos en todo su cauce de significativa dimensión e impacto, anegamientos varios y reincidentes, áreas de agricultura productivas convertidas a improductivas, y si le parece poco, incluyamos sólo a modo de evidencia, la entropía generada en términos de recursos económicos asignados al mantenimiento y embellecimiento de las márgenes en todo el recorrido urbano, que más allá de loable visión y buena voluntad de las autoridades de turno, el todo poderoso Guanusacate, se encarga con caudalosa obstinación, de convertir en completamente ineficientes ó, como mínimo, paupérrimas, tales intervenciones.  
En línea, y ya descripto el ambiente externo del motivo de la reunión, avanzaré sobre el ambiente interno, es decir, el ambiente en el cual se desarrolló la reunión de referencia. Debo rescatar para el caso, en primer lugar, la excelente predisposición de todas las partes, tanto de los vecinos que decididamente asistimos convencidos de la importancia de la convocatoria como así también, de la excelente predisposición de las autoridades municipales. Según interpreto y sin caer en la ingenuidad, digo excelente en el sentido de que la reunión, comenzó, se desarrolló, y felizmente, para los tiempos que corren, concluyó. Un buen ejemplo para todos y de todos, que sin dudar, debe y puede optimizarse.
Bien, recopilando dijera Garmin, comienzo, desarrollo y fin de reunión, consultas y respuestas sobre inquietudes y preocupaciones relacionadas a la problemática, puntos de contactos y puntos de disidencias sobre aspectos y acciones, y también, y es bueno que así ocurra, algo de emociones compartidas y algo de desencontradas emociones. Ciertamente, un evento exitoso si nos permitimos ver el vaso medio lleno.

Mi objetivo: En base a lo descripto, deseo presentar y compartir algunos pensamientos, algunas reflexiones, con la intencionalidad de generar disparadores  que permitan identificar alternativas, ideas, criterios y abordajes superadores a los existentes, y así, en conjunto, poder aportar valor para el tratamiento de la problemática que nos convoca. En este punto, me siento impelido de traer al marco algunas acotaciones y sensaciones, como por ejemplo: es muy bueno participar, involucrarse en la medida de las posibilidades, por cierto, y además, uno aprende de los otros, y los otros, de uno.  

Mi confesión: podría haber enviado esta nota compartiendo mis pensamientos e inquietudes a un reducido número de personas, o escribir como ejercicio intelectual y guardar en mi PC. Muy por el contrario, deseo compartir con generoso espíritu algunas reflexiones consecuentes de lo vivido éste último lunes en la reunión de referencia, dentro de tantos otros eventos de nuestra comunidad.  Para tal sentido, y consciente de que los contenidos deben responder al criterio de nota periodística, expresaré algunas reflexiones en forma de síntesis y consideraré como obvias por parte suya, algunas interpretaciones que pueda y desee realizar.
La problemática existente, entiéndase, puente Colón, erosión de sus bases y consecuencias, río Guanusacate, deterioro de sus márgenes, curso y cauce e impacto y consecuencias en la dinámica de nuestra comunidad, NO es un problema de índole Político, de Gestión Política, y muchos menos de políticas al respecto. Y propongo pensar, la problemática en cuestión SÍ es de inminente connotación social. Y según entiendo, dado este emergente, es prudente involucrar las perspectivas históricas, geográficas, antropológicas, urbanísticas, ecológicas, climáticas, técnicas, económicas, otras, y si los ánimos todavía están templados, recién ahí, involucrar la perspectiva política. Es decir, para poder operar eficientemente está problemática y que al resolverse, provea de beneficios armónicos a la comunidad, es menester, ampliar el foco doméstico (sin desmerecer sus virtudes), a un foco más ampliado, holístico e integral.

Mi síntesis: La problemática del puente Colón y algunos, o todo el conjunto de antecedentes, resultan evidencias de la tremenda transformación del hábitat de nuestra comunidad. Y obviamente, a la gestión de esta transformación. No es mi finalidad y menos la de esta nota, discutir si tal gestión, en toda su historia, fue buena o no. La finalidad radica en incorporar la posibilidad de ampliar la interpretación para entender en su esencia lo manifiesto, evitando al mismo tiempo, confrontaciones, discusiones y tensiones que no responden a la solución del problema y mucho menos al tratamiento de su propia esencia.  
Despedida: para cerrar, y con sutil complicidad, le presento dos ejemplos: el 1º lo defino histórico y que habilita múltiples asociaciones: Guanusacate y Jesús María se conectan genealógicamente. Ahora, el punto es que la primera significa en aborigen “agua muerta o bañado”, es decir, allá por el 1661 y antes quizás, la identidad de nuestra comunidad  era, “poblado de agua muerta”. Hoy, 2014, y a decir por lo implacable tanto del tiempo como del indomable, bien vigoroso y con vida ¡convive con nosotros el Guanusacate!. Suena estimulante reflexionar el presente involucrando el pasado. Y 2º ejemplo, este último jueves 10 nos visitó el Secretario de Recursos Hídricos de la provincia, a través de los medios, y según entiendo, luego de una inspección “ocular”, emitió su juicio de valor sobre el estado del puente. Podríamos considerarla como una acción ordinaria que por su informalidad, bajo valor agregado le aporta al tratamiento de la problemática.

Reflexión: Para superar esta situación, ¿debemos lanzarnos hacia acciones extraordinarias?.

Jaque: sin exclusiones, depende de toda la comunidad, y en sustantivo, de su inteligencia para abordarla.  


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com