En foco
Pin It

Widgets

3 de Copas celebra 15 años haciendo buena música

Tal vez te interese

Nunca antes una banda de rock instrumental de nuestra zona había llegado tan lejos. Teloneros de las bandas de hard rock más importantes, nominación al premio gardel, gira por México, y el reconocimiento de otros pares por su trabajo.

Al cierre de esta edición, los 3 de Copas -Matías Londero (bajo), Ariel Vilche (Guitarra), y Jordan Toro (Batería)- ensayaban para lo que sería el recital conmemorativo por sus 15 años de existencia, un aniversario que sirve de excusa para repasar algunos de los hitos que tuvo la banda durante su carrera.
Es que no hubo, en la historia de la música de Jesús María, otra banda que tuviera la proyección provincial y nacional que tuvo 3DC. Lo particular es que lograron esa proyección haciendo rock instrumental de excelente factura.
Matías Londero se prestó al diálogo con Primer Día para ir punteando los hechos salientes de estos 15 años. Lo hizo sin ninguna veleidad, ni autoelogio. Por el contrario, el repaso por los logros no hizo más que despertar sonrisas y buenos recuerdos.

¿Andaban con ganas de autocelebrarse?
- No, en realidad andábamos con ganas de tocar porque viste que banda que no toca se separa. Venimos con los pocos tiempos que tenemos armando el disco (sucesor de Metiendo Púa) y vamos perdiendo el timing. Como sabemos que pertenecemos a un pequeño circuito, sabemos que tenemos algunas fechas y perdemos el interés por el día a día. Lo que queremos es cambiar un poquito eso. Volver a hacer lo que hicimos siempre.

Al repasar estos15 años, los ocho primeros fueron muy de tocar acá y los 7 restantes más para afuera
- El lugar donde tocar es simbólico. Tocar acá, en Córdoba, en México, o en Buenos Aires para nosotros han sido la posibilidad de subirnos a un escenario y mostrar lo que nos gusta  hacer. Y estuvo buenísimo haberlo podido hacer.

¿La cantidad de público les hace diferencia?
- Lo complicado es que acepten lo que uno hace. En ese sentido hemos tenido experiencias muy importantes, hemos sido teloneros de bandas muy tradicionales en este país que están acostumbradas a que las bandas teloneras suenen parecido a ellas. No fue nuestro caso que logramos que un público que no nos venía a ver a nosotros termine aplaudiendo nuestro set. Fueron todas experiencias muy positivas.

¿Alguna de esas experiencias les resultó más atractiva que otra?
- Hubo una que tenemos muy presente que fue La Renga en Jesús María en la que tuvimos que tocar dos veces porque Chizzo (Nápoli, líder de la banda) no salía. Tocamos a las 19.30 y después nos subimos a las 21.30 y tocamos con todo el sonido y las luces de La Renga. La anécdota más graciosa fue que el jefe de escenario nos dice ‘muchachos, si les tiran con botellas o con zapatillas a seguir tocando. Tenemos un gran problema, la gente quiere a La Renga, La Renga no está y hay gente afuera esperando para entrar’. Era una bomba. Nos largamos a tocar dos temas seguidos. Después del segundo, la gente aplauso, aplauso. Tocamos el tercer tema, más aplausos. Chapamos el micrófono para decir que éramos de Jesús María y enganchamos dos temas más y nos hacen señas de que siguiéramos tocando. Justo aparece el segundo violero de La Renga, el gordo Santuca, que se subió con nosotros para hacer el Voodoo Chile de Jimi Hendrix, en una versión de 10 minutos. Fue increíble. Había 25 gambas (sic, por 25 mil personas) que estaban escuchándote y festejando tu música. Eso es algo tremendamente satisfactorio como que venga el tipo que organizó el festival y te diga ‘locos, me salvaron la noche, muchísimas gracias’. Y lo mismo con los muchachos de La Renga que también nos agradecieron.

Haber estado nominados a los premios Gardel fue otra experiencia gigante
- Aprovechamos ese roce para repartir nuestro disco a un montón de musicazos (Cerati, Samalea, Coleman, Lizarazu, Calamaro, Tipitos, Gieco). Uno no tomó dimensión nunca sobre lo que significó eso. Nos dimos cuenta ahí de lo que significaba. Todavía no se puede creer. El estar ahí ya era un premio para nosotros. Ese tipo de cosas nos llevaron a crecer y todo eso que aprendimos lo queremos volcar en el disco nuevo. Por eso nos está llevando tiempo porque queremos mejorar lo que hicimos con el trabajo anterior.

Y ya pasaron 9 años de la famosa gira por México
- Es loco pensar el tiempo que llevamos con este estilo de música que hacemos y seguimos machacando, empujando. Estamos satisfechos por todo eso.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com