Último momento
recent

Muchas agua y esconderse del sol para evitar golpes de calor

La médica Mariana Puglie brinda algunas recomendaciones frente a posibles olas de calor. 

De cara a nuevas olas de calor que puedan desatarse en los días próximos, la médica generalista Mariana Puglie (M.P. 36.229) sugiere algunas medidas como la ingesta diaria de al menos ocho vasos de líquido (agua o jugos de fruta y verdura) y el resguardo de la exposición al sol entre las 10 y las 18. La médica del Centro Integrador Comunitario (CIC) de Colonia Caroya enfatiza en la necesidad de estar cerca de los niños, controlar su protector solar de forma constante, ofrecerles agua en repetidas oportunidades y atender a posibles reacciones de los pequeños que pueden alertar de un golpe de calor.
En días en los que la temperatura del ambiente ronda o supera los 35° y la humedad es elevada pueden aparecer diversas reacciones físicas a tener en cuenta. En primer lugar, los calambres por calor, espasmos musculares por lo general en piernas y abdomen. El otro punto, agrega Puglie, es el agotamiento por calor: “nauseas, dolor de cabeza, debilidad” que pueden derivar en “síncopes por calor, en baja de tensión”. El golpe de calor es un trastorno que amenaza la vida ya que el sistema que controla la temperatura del cuerpo deja de funcionar y el cuerpo no logra enfriarse, explica una cartilla de la Cruz Roja.
Frente a ese cuadro o de forma preventiva “hay que apartarse del sol, ir a un lugar ventilado, refrigerar los ambientes, y si se está en una casa evitar el uso de hornos”, señala Puglie. Respecto a las actividades físicas hay que tratar de evitarlas entre las 10 y las 18 horas.
Acerca de la ingesta de líquido, Puglie remarca que es esencial el consumo de un mínimo de ocho vasos diarios de agua o jugos de fruta. Mientras que “en lo posible se deben evitar bebidas con alcoholo, café, té ya que contribuyen al golpe de calor” por sus composiciones químicas.
Asimismo hay determinados medicamentos como los recetados para enfermedades cardíacas o alergias que pueden enmascarar el golpe de calor, es decir, hacer que no se manifiesten los síntomas de forma normal, ante lo cual es recomendable consultar al médico personal.

Cómo actuar con los niños
Para el cuidado de niños, Puglie propone el uso de “filtro solar de factor 15 como mínimo, resistente al agua, que debe ser aplicado cada dos horas, la utilización de gorra, ropa manga larga y lentes para evitar las laceraciones si se va a estar bajo el sol; darle agua aunque no nos pida; si es lactante aumentar la frecuencia de las mamadas, y evitar todo tipo de exposición solar si el bebe tiene menos de seis meses”.
En caso de ver reacciones no frecuentes, que “el niño está irritable, revisar la temperatura corporal”. Ante un cuadro febril hay que procurar “bajar la temperatura con agua de la ducha natural o tibia y no agua que esté extremadamente fría ya que de esa forma se constriñen las arterias de la piel evitando la eliminación del calor del cuerpo”. Asimismo al darle líquido en esa situación “hay que evitar que esté demasiado frío ya que puede causar vómitos”. De no bajar la temperatura corporal, si ésta es superior a los 38°, hay que “llevar al niño de forma inmediata al pediatra”.
En caso de tener niños o personas mayores a cargo, frente a jornadas de calor extremo “no hay que dudar en ubicar a estas personas en un sitio acorde” para soportar las altas temperaturas. De no contar con la infraestructura hogareña adecuada “no se debe dudar en llevar a la persona a que pueda permanecer en un lugar más fresco, como por ejemplo algunos edificios públicos”.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.