Último momento
recent

La lucha contra el dengue en nuestra zona está centrada en la prevención

Los municipios de Jesús María y Colonia Caroya trabajan en limpieza de espacios públicos, análisis de posibles afectados y campañas informativas.

Para no esperar a que se encienda la alarma ante algún caso de dengue, los municipios de Jesús María y Colonia Caroya trabajan en prevención. El desmalezado y la limpieza de cacharros con agua son dos de las sencillas y principales medidas preventivas. En este sentido, Jesús María logró en pocos años pasar  de 30 por ciento de viviendas infectadas con el mosquito vector (Aedes Aegyptis) a sólo un 2 por ciento. La intención es llegar preparados de la mejor manera para fin de febrero y principio de marzo, época en que irrumpen los casos de esta enfermedad.
Diego Almada, director de Salud jesusmariense, encabeza el programa municipal de lucha contra el dengue desde el que se realizan monitoreos y vigilancia entomológica estadística. Los relevamientos, realizados en diciembre, consistieron en visitar domicilios y evaluar factores de riesgo. Sólo en el dos por ciento de las 470 casas relevadas se encontró presencia del mosquito transmisor del dengue. El Aedes Aegyptis puede picar a una persona infectada con dengue y trasladar la enfermedad a otra al realizar una nueva picadura. Esta afección provoca estado febril, vómitos, sangrados de mucosas y fuertes dolores abdominales.
Desde 2009 se trabaja sistemáticamente en el tema a partir de programas municipales como ‘Limpiemos el patio’ que promueve el recambio de agua en los bebederos de animales de forma periódica, despejar canaletas, eliminar basura de las cercanías de las viviendas, colocar mosquiteros en las casas, y utilizar productos que repelan los mosquitos del ambiente hogareño.
En el marco de la prevención se trabaja con los centros sanitarios, se analizan pacientes con estado febril y ante un potencial caso se pone en práctica el aislamiento de la persona para evitar que se propague la enfermedad.

La información, herramienta esencial
Por su parte, en  Colonia Caroya coordinan acciones la Secretaria de Salud y el Departamento de Desarrollo Rural y Ambiente. La primera se centra en la vigilancia epidemiológica, relevar casos sospechosos reportados por los centros de salud del municipio. Mientras que Ambiente actúa en la vigilancia entomológica, es decir en el control de mosquito.
Para ejecutar sus tareas preventivas, Ambiente, a cargo de Eduardo Angulo, fomenta el “control de larvas en recipientes que contengan aguas con bajo contenido de materia orgánicas”. En estos casos, la cartera municipal ambiental pone a disposición larvicidas biológicos. De todas formas sin esperar a la denuncia del vecino, Ambiente efectúa “aplicaciones biosanitarias, con insecticidas de baja toxicidad, para reducir la población adulta, en zonas con alto riesgo”.
En la misma línea de trabajo, el área encabezada por Angulo realiza muestreos en espejos de agua, cortadas de ladrillo y escuelas, que se complementan con el desmalezado y fumigaciones preventivas.
Ambos municipios acompañan estas políticas sanitarias con campañas informativas. En el caso de Jesús María pondrán especial énfasis en difundir la temática en los sitios turísticos, como balnearios y campings. “Hay que tener en cuenta que nunca tuvimos un caso de dengue autóctono si no que la enfermedad llega de otras regiones del país”, destacó Almada.

Demasiadas víctimas
Durante 2013, hubo infinidad de  muertos en países vecinos y de América Latina. En Paraguay hubo 248 víctimas fatales por la enfermedad el año pasado y ya hubo un muerto este año. Desde diciembre a la fecha, hubo seis muertos más en Panamá. Por estos días, la Municipalidad de Resistencia trabaja para prevenir la proliferación.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.