En foco
Pin It

Widgets

Una vez más, Operación Milagro dio cátedra de medicina para el pueblo

Tal vez te interese

En Colonia Caroya, más de treinta personas recibieron una evaluación oftalmológica en el marco del programa de salud cubano.

Por: Leonardo Rossi (De nuestra redacción)

“Quienes quedan ciegos por tener cataratas, quedan ciegos por ser pobres”. Con esa contundencia, sin filtro ni eufemismos, Lucía Coronel explicó el marco de trabajo de Operación Milagro. La médica epidemióloga realizó la evaluación de 35 pacientes en Colonia Caroya como parte del programa impulsado por el gobierno cubano que ofrece operaciones gratuitas de catarata y tratamiento de pterigium. Del trabajo realizado el martes pasado en el Centro Integrador Comunitario caroyense se determinó que nueve personas deben ser operadas.
“Misión cumplida”, decían en los pasillos del CIC, cuando ya caía la tarde. El cruce de palabras entre Mónica Nielsen, presidenta del Club Che Guevara –institución que promueve la Operación Milagro en la zona-- y Coronel mostraba la satisfacción por la jornada que acaba de concluir. Los pasillos llenos del edificio demostraron que había una necesidad a la que esta propuesta, como ya ocurrió anteriormente en la zona, vino a dar respuesta. 
La médica, formada en la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba, puntualizó que la oftalmología “es una especialidad poco accesible y más para el interior del interior”. La posibilidad de abordar este tipo de afecciones en la vista no reviste demasiada complejidad según Coronel. La cuestión parece ser más un tema de prioridades de los estados. “La cataratas es un problema muy común y muy fácil de tratar para evitar la ceguera. Los que quedan ciegos es porque son pobres”. Entonces Operación Milagro propone ir a la búsqueda de los pacientes de estos sectores. “El 90 por ciento de las cirugías de cataratas son en el sector privado”, enfatizó. Y también hay que destacar que en Argentina “no es que hay falta de oftalmólogos sino que faltan acciones” para abordar esta problemática. 
El modo de trabajo de Operación Milagro se base en identificar a los posibles afectados con Cataratas y Pterigium en barrios, pueblos, parajes y ciudades donde no abundan las opciones para resolver estas enfermedades. En casos como los de las nueve personas que deben ser operadas se pasa a una instancia siguiente, un análisis en el Centro Oftalmológico de la Cooperativa de Salud Junín (Córdoba) y finalmente quienes están en condiciones físicas de ser intervenidas se les brinda toda la atención para concretar el proceso de forma gratuita, explica el centro médico Ernesto Guevara.
Un proyecto vivo
Impaciente por ingresar a la pesquisa, Carmen Papalia (80) iba y venía de la puerta a la recepción, de la recepción al pasillo, y así otra vez. La mujer ya conocía su situación, que le había sido diagnosticada con anterioridad. “Tengo cataratas en los dos ojos”, contó, mientras se acomodaba frente a la puerta del CIC. Carmen espera poder operarse a través de este programa. “Tienen fama de que trabajan muy bien”, destacó sobre el programa impulsado por el estado cubano. 
Por un lado, como resaltó Coronel el costo de las operaciones en el sector privado es un límite para muchos sectores. “Me dijeron que sale seis mil pesos operarme cada ojo”, dijo Carmen. Y por otra parte, el prestigio del programa de salud cubano que “es fabuloso” empuja a inclinarse por esta opción, compartió la mujer. Más allá de su caso particular, que no tiene impedimentos para moverse hasta un centro de salud, Carmen valora la importancia de una propuesta que “va a lugares inhóspitos, donde hay gente que lo necesita mucho y la salud no llega”. 
“Este proyecto funciona”, decía Mónica Nielsen mientras veía pasar uno tras otro a los pacientes. Desde el Club Che Guevara coordinan varias veces al año este tipo de operativos con los municipios y organizaciones sociales de la zona. 


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com