Último momento
recent

Sindicato de Municipales de Jesús María dice que pudieron reencauzar el diálogo

Mantuvieron una reunión la semana pasada en la que primó la cordialidad y la predisposición de las autoridades a dialogar sobre las pretensiones de mejora salarial en consonancia con la petición que viene haciendo la Federación.

La semana pasada, el Departamento Ejecutivo anunció que, unilateralmente, había decidido incorporar en el presupuesto 2014 un incremento en la masa salarial del 25 por ciento que traducido llegaría a incrementos de entre el 27 y el 32 por ciento.
Sin embargo, esa mejora está por debajo de las pretensiones del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) de Jesús María que pretende que el salario para categoría uno sea el que propone la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales, esto es, cerca de un 60 por ciento más de lo que ofrece el Ejecutivo jesusmariense.
No obstante la diferencia, las autoridades gremiales solicitaron una audiencia con el intendente Gabriel Frizza, quien estuvo acompañado por el secretario de Coordinación General, César Seculini, para acercar posiciones y se llevaron la primera sorpresa desde que vienen sosteniendo negociaciones: cesaron las hostilidades y primó la cordialidad durante la reunión y la predisposición a dialogar en nuevos términos los reclamos salariales.
Desde el gremio, reconocen que el ingreso de Cristian Maqui al frente de la cartera de Recursos Humanos le ha dado otra dinámica a la discusión laboral y ve con buenos ojos los avances que se vienen realizando en el ítem “Carrera administrativa o del empleado municipal”, aunque su presentación no se haya oficializado todavía.
La secretaria general del STM, Mirta Brown, junto a la secretaria adjunta, Helvecia Aguirre, explicaron los alvances de las propuestas y de la negociación con las autoridades.
“Lo más importante es que dejaron abierto el diálogo para ver si se puede hacer durante 2014 algún incremento más. Les dejamos en claro que nuestra pretensión es alcanzar las remuneraciones que pide la Federación y que les hemos presentado. El intendente  (Gabriel Frizza) reconoció que nuestros sueldos estaban muy bajos y que íbamos a tratar de ir viendo en lo que resta del año y el que viene cómo se pueden ir acomodando”, señaló Brown.
En la reunión, Frizza les confirmó que podría haber otras medidas que impacten directamente en los salarios, por ejemplo, a través de incrementos en los adicionales presentismo y puntualidad, aunque con cierta flexibilidad.
La otra gran discusión es que todos los ítems no remunerativos puedan irse incorporando al salario básico de modo que impacten también en las jubilaciones que perciben quienes se retiraron de la administración.
Y hubo una petición para que vean la posibilidad de modificar los coeficientes que rigen los incrementos salariales para las 24 categorías, sobre todo para las 12 primeras categorías ya que el 60 por ciento del personal está por debajo de esa categoría.
En medio del clima de cordialidad que reinó, los gremialistas consultaron a las autoridades respecto de la posibilidad de otorgar un bono navideño, atentos a que el año pasado recibieron uno de 500 pesos. Las autoridades se comprometieron a estudiar la propuesta de que este año sea de 1000 pesos.
En estos dos años, las instancias de negociación fueron difíciles. “El choque no conduce a nada. Ni a ellos ni a nosotros. Si podemos mantener abierto este canal de comunicación creo que va a ser muy positivo”, añadió Brown que sugirió que la mesa de trabajo pueda reunirse con mayor periodicidad.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

1 comentario:

  1. Mucho diálogo, poco sueldo para llegar a fin de mes...muchos empleados, pocos trabajadores. El mal del municipio desde hace rato.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.