En foco
Pin It

Widgets

¿Qué cosas nos asustan? ¡Hablemos de las fobias!

Tal vez te interese

Por Lic. Luciano J. Torres. (Psicólogo MP: 8623. Trabaja en “Sentidos” Centro Terapéutico y Pedagógico. Consultas al 03525-15487353)

"Tengo miedo de viajar en avión y por lo tanto ya no lo hago. Es una sensación horrible la que siento cuando se cierra la puerta del avión y me siento metido en una trampa. Mi corazón late fuertemente, transpiro profusamente y siento que me falta el aire. Cuando el avión comienza a ascender no hace otra cosa que reforzar el miedo de que no puedo salir de ahí. Siento que estoy perdiendo el control, que mi mente danza como loca, que subo por las paredes, pero por supuesto, nunca lo hago, es agotador. No me da miedo que el avión se estrelle o que nos toque clima turbulento. Es únicamente esa sensación de estar atrapado, de no poder salir de allí, me ahoga. Siempre que he querido cambiar de trabajo tengo que pensar "¿va a ser necesario viajar en avión?". Por el momento solamente voy a lugares a los que pueda ir conduciendo o por tren. Mis amigos siempre me dicen que, de todas maneras, no podría salirme de un tren que va viajando a altas velocidades así que ¿por qué los trenes no me molestan? Yo les contesto que éste no es un miedo racional. Además les digo (en chiste) que para mí el avión es el medio de locomoción más lento del mundo ya que el viaje (en realidad, la angustia) comienza desde que comienzo a planearlo o compro el ticket aéreo" (Extracto de un caso ficticio publicado por el Mgter. Francisco Pérez de la Univ. Nacional de México).
Ésta es la inquietante y opresiva sensación que padecen los sujetos fóbicos frente a los objetos y situaciones que interrumpen sus vidas.  
Comenzaré definiendo a las fobias como temores intensos e injustificados ante objetos o situaciones específicas que no implican un peligro real. Las fobias son una serie de medidas de prevención que tienen como fin evitar el surgimiento de la angustia detrás de la cual se encuentra una situación conflictiva.
Las fobias se caracterizan por cumplir, en teoría (en la práctica cada caso es único), la regla de las tres “i”: son Injustificadas, la reacción que tienen las personas frente al peligro que conlleva el objeto es desproporcionado; Inoportunas, las personas sienten miedo frente al objeto o situación en cualquier contexto; y producen Ino-peratividad, que implica que las personas que padecen de alguna fobia utilizan tantos recursos para evitar al objeto o a la situación que la misma se transforma en un impedimento para el disfrute de una buena vida.
Algunos de los síntomas físicos que generalmente se expresan en algunas personas son: sudoración, temblores, taquicardia, sensación de falta de aire,  sofocos o escalofríos, hormigueos y extremidades “dormidas”, entre otros.
Los síntomas psicológicos varían de acuerdo al tipo de fobia y abarcan el miedo, pánico, conductas evitativas, la angustia y la ansiedad.
El Manual de Desórdenes Mentales (DSM-IV) distingue los siguientes tipos de fobias específicas:
- Animal: serpientes, arañas, insectos, gatos, ratas, ratones y pájaros.
- Ambiente natural: tormentas, viento, alturas, agua, oscuridad.
- Sangre/inyecciones/heridas (SIH): la visión de sangre/heridas, por recibir inyecciones u otras intervenciones médicas invasoras, por la realización de un análisis de sangre y/o ver o hablar de intervenciones quirúrgicas. También se han incluido en este apartado el miedo a los hospitales, ambientes médicos y dentales, instrumental médico y olores de medicinas.
- Situacional: Por situaciones específicas tales como transportes públicos, túneles, puentes, ascensores, volar en avión, coches (conducir o viajar), lugares cerrados.  
- Otro tipo: Situaciones que pueden conducir al atragantamiento, vómito o adquisición de una enfermedad (cáncer, SIDA); la fobia a los espacios (miedo a caerse si no se está cerca de paredes o de medios de sujeción); y los miedos de los niños a los ruidos fuertes y a las personas disfrazadas.
Las causas de las fobias varían de acuerdo a las teorías desde las que es analizada esta patología.
Por último, recomiendo la consulta con un profesional para la realización de tratamientos que, dependiendo de la corriente teórica del profesional, tendrán como objetivo, el desbloqueo de las inhibiciones que atentan con el adecuado desempeño cotidiano, abordar conflictos latentes, promover los sentimientos de pertenencia, favorecer el desarrollo de relaciones sociales y brindar estrategias para controlar las crisis fóbicas.

Referencias:
-DSM IV. Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. 1994. Ed. Masson.
-Bados López, A . “Fobias específicas”. Facultat de Psicología. Departament de Personalitat, Avaluació i Tractament Psicològics. 20 de noviembre de 2005.
- Porto Pérez, F. (2013). http://www.tupsicologo-online.es/lecturas_ver.php?lectura_ID=62
-American Psychiatric Association, 1994/1995



Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com