En foco
Pin It

Widgets

Guanusacate relux

Tal vez te interese

Por: Luis Pastawski (Vecino de Jesús María)

1) En medio de un terremoto hay que aferrarse a una rosa.
¡Los partidos políticos han dejado de expresar los principios originales que los volvieron populares! Ocurre también que en una misma fuerza política conviven posturas no ya distintas, sino contradictorias. Quizás porque se convirtieron en artificios puramente electorales, orientados a satisfacer la ansiedad de un puñado de personas, quedando las ideas relegadas por pensar sólo en ejercer el poder. Mientras esto sucede, gran parte de la ciudadanía observa, impasible, cómo los espacios de debate se limitan exclusivamente a la discusión de cuestiones superfluas y los destinos de la ciudad son, cada cuatro años, concedidos a funcionarios que hacen y deshacen. Un despropósito de tiempo para el dinamismo en el que se vive.

2) “La acción no debe ser una reacción sino una creación”
El crítico de arte Nicolás Bourriad, tomando el lenguaje de la botánica, expresa que el individuo de principios de siglo, evoca plantas que no se sujetan a una única raíz para crecer sino que se expanden hacia todas las direcciones en las superficies que se les presentan y se aferran con múltiples raíces. Estas plantas se llaman radicantes. Tienen la virtud de desarrollarse en función del suelo que las recibe, se adaptan a su superficie y se convierten en los términos del espacio en que se encuentran. Difieren de las plantas con una raíz única, determinadas  por su arraigamiento a un solo lugar. Este término lo traslada a los creadores contemporáneos que logran poner en escena un arte con sus propias raíces en contextos y formatos heterogéneos, traduciendo ideas, injertando los comportamientos. Y si la cultura del siglo veintiuno se está reinventando con obras cuya idea es favorecer una multiplicidad de arraigos simultáneos, generando un arte novedoso: ¿por qué no pensar que la política de estos tiempos podría seguir un camino similar? Los objetivos de esta nueva forma de política comunitaria deben llevar a la construcción de una ciudad cada vez más justa, entendiendo que para ello es necesario instalar en la opinión pública y en la agenda del estado Municipal, los problemas que constituyen obstáculos estructurales en la realización de este propósito.  Para garantizar que estos objetivos sean alcanzados con éxito se necesita de una participación inclusiva de todos los gestores de la vida comunitaria, socializando el conocimiento, valiéndose de las redes sociales, generando asambleas populares y plebiscitos; de tal forma de que se observen las fortalezas del sistema y se pueda trabajar sobre como revertir sus debilidades.

3) “No importa el color del gato, lo importante es que cace ratones”
Somos cada vez más los ciudadanos que consideramos que la política corresponde y puede hacerse de otra forma. Los municipios, al menos, deben establecerse en torno a valores, principios; y las plataformas programáticas no deben desa-parecer cuando se llega a una gestión de gobierno. Desde afuera de los partidos tradicionales, apostamos sin prisa pero sin pausa a poder transformar esta situación y hacer realidad el sueño de ser todos protagonistas en la construcción diaria de ciudadanía. ¡Esto nos debe llevar a una búsqueda “innovadora”!  Quienes compartimos estas ideas creemos en la necesidad de construir un espacio de debate sobre el futuro de Jesús María y  su “reordenamiento político administrativo”. La redacción de una Carta Orgánica local sería el espacio ideal para generarlo. ¿Hoy la ciudad necesita de una planta política tan abultada? ¿Los cargos  administrativos y los referidos a cuestiones sociales, no tendrían que ser “concursados y revalidados” cada un determinado lapso de tiempo? ¿Los Colegios profesionales locales no habrían de ser consultados en las estrategias referidas a su área? Un “coordinador” de la Obra Pública en la ciudad, si técnicamente es eficaz y honesto: ¿debe ser removido conforme al “signo político” de turno? Definitivamente esto no se podrá cristalizar en hechos con el “anacronismo” de la actual forma de hacer política, sino respetando los tiempos del pensamiento crítico, la reflexión y los consensos: ¡logrando intercambiar en vez de imponer! ¡El gran desafío consiste en transformar el ruido del disgusto social que está sonando en música generadora de cambios!


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com