Último momento
recent

Estudiantes de Jesús María debatieron sobre la violencia en el noviazgo

Plantearon la necesidad de generar herramientas informativas que lleguen a todos los sectores sociales.

Unos 50 jóvenes, que representaron a todos los colegios de nivel medio de Jesús María, participaron de una jornada de reflexión sobre violencia en el noviazgo, que se llevó a cabo el pasado jueves en la Biblioteca Popular Sarmiento.
El encuentro, convocado por el Programa de Violencia Familiar dependiente de la Subsecretaría de Desarrollo Humano, surgió como instancia de seguimiento tras la reciente presentación de un relevamiento realizado entre alumnos de 4º y 6º año, que dio cuenta de altos índices de violencia en las relaciones afectivas entre adolescentes.
La jornada del jueves apuntó a debatir el tema con los propios jóvenes, para elaborar una respuesta a esta situación y que también ellos mismos realicen propuestas que consideren pertinentes para trabajar la problemática.
La referida encuesta abordó 720 casos y arrojó, entre otros, estos datos: un 54% de los adolescentes cree que las agresiones pueden comenzar en el noviazgo; el asedio psicológico entre las parejas de adolescentes alcanza a uno 76% de los casos; el 10% de los consultados admitió haber sufrido al menos una vez violencia sexual.
Y la intención del equipo de violencia familiar no podría haber sido más acertada en el sentido de cambiar la lógica y, en lugar de llegar a los adolescentes con un discurso adulto preventivo, buscar que sea la propia voz adolescente la que genere el discurso que tiene que llegar a los pares para evitar que la violencia se siga instalando como algo inevitable.
Después de haber visto la presentación de las estadísticas, los alumnos se separaron en grupos y prepararon dos afiches: en uno de ellos iba una reflexión sobre la problemática y en el otro algunas de las propuestas que sentían que podían ponerse en práctica para contribuir a disminuir las situaciones de violencia.
Algunas propuestas espontáneas sobre qué hacer determinaron la necesidad de realizar talleres y charlas en las instituciones, pintar murales, realizar encuestas a adolescentes que no concurren a colegios, difundir información a niños de la primaria, y realizar folletos explicativos.
Y también surgieron consignas, lemas, frases que invitan a la reflexión como “No dejes que el miedo te paralice, Busca ayuda”, “la violencia es delito:no maltrates”, “No te calles”, “Respetá tu libertad”, “No mires para otro lado”, “La violencia no es solución”, “La violencia no es parte de tu vida”, “No creas que el control no es una forma de violencia”, “Nunca es difícil si pedís ayuda”, “Nadie merece ser tratado con violencia”, entre otras.
Los alumnos fueron invitados a participar del programa como multiplicadores de los mensajes preventivos, aunque quedó flotando la sensación de que serán necesarios nuevos encuentros y un ofrecimiento de trabajo concreto antes de lograr sumarlos al programa.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.