En foco
Pin It

Widgets

Un estado presente, pero con una lógica totalmente diferente

Tal vez te interese

En sectores donde la situación de pobreza es acuciante, el Estado tiene que dejar de llegar con lógicas clientelares y propiciar la posibilidad de que cada vecino recupere su sentido de pertenencia y de dignidad, especialmente a través del trabajo genuino.

Ojalá pudieran desterrarse las prácticas clientelares en los bolsones de pobreza que abundan en la periferia de muchas de nuestras poblaciones.
Que no haya más alimentos ni materiales de construcción únicamente durante la época de las elecciones.
Que no haya recompensas ni castigos en las elecciones hacia los que tienen su identidad política bien definida.
Ojalá que tengamos un Estado que reparta más cañas y anzuelos y menos peces. Que ofrezca cursos para usar la caña y para cocinar lo que se saca del trabajo de la caña, y para vender lo que una buena caña (qué mejor metáfora que ésa) puede proporcionar a quien atraviesa la pobreza y le cuesta horrores desprenderse de ella.
Y ojalá que en los barrios aparezcan nuevos líderes que ponga freno a tanta compra, a tanta extorsión con los recursos del Estado, a tanta amenaza a la dignidad.
Esta semana, un grupo de organizaciones sociales viajó al partido de La Matanza, al barrio La Juanita, en la provincia de Buenos Aires donde una cooperativa viene cumpliendo la mayoría de esos ‘ojalás’ que estamos enunciando en esta reflexión.
Durante la crisis de 2001-2002 perdieron el empleo, se hicieron piqueteros y decidieron cambiar la lógica con la que operaron la mayoría de las organizaciones piqueteras: ellos rechazaron los planes sociales, la dádiva, y se declararon no carecientes porque contaban con un puñado de valores y sueños que estaban dispuestos a defender de las propuestas de clientelismo que recibían en ese momento del Estado.
En aquellos tiempos los declararon inútiles, los dejaron cesantes y se pusieron a pensar de qué manera podrían revertir un proceso que parecía encaminarlos hacia la pobreza más extrema.
12 años después, tienen varios emprendimientos cooperativos en marcha, asisten a 50 familias del barrio con un proyecto educativo y de integración que pergeñaron con audacia, valentía, y golpeando puertas, tantas cómo fue posible.
Ese ejemplo de quienes tienen a la dignidad siempre como horizonte debiera replicarse en cada rincón de nuestro país porque, entonces, el clientelismo no sería posible y los punteros serían un recuerdo molesto de una época en que la democracia tenía baja intensidad.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com