En foco
Pin It

Widgets

Organizaciones sociales de nuestra región conocieron La Juanita, una cooperativa modelo de inclusión

Tal vez te interese

Organizaciones sociales de Jesús María, Colonia Caroya, Sinsacate, y Colonia Vicente Agüero recorrieron los 750 kilómetros que nos separan de la provincia de Buenos Aires para conocer el proyecto de inclusión social que lleva adelante la cooperativa La Juanita que vio la luz durante la crisis de 2001/2002 y que logró salir adelante sin subsidios del Estado ni compromisos con partidos políticos. Un ejemplo de lo que el tesón y la gestión pueden lograr.

¿Por qué se llegó ahí? En primer lugar porque un grupo de personas vinculadas al sector agropecuario que vienen haciendo una capacitación en coaching ontológico lo propusieron, especialmente Guillermo Gastaldo, Pablo Auliso, y Nan Romanutti. Ellos convencieron a los cuatro municipios y a la Sociedad Rural que aporten los recursos para hacer el viaje.
Pero, lo más importante, es que se llegó a La Juanita porque es un clarísimo ejemplo de que nada es imposible. O probablemente como no sabían que era imposible fueron capaces de hacerlo (préstamo de una frase de cabecera de Nan).
Es que en La Juanita no tenían nada: ni trabajo, ni crédito, ni recursos, ni materiales. Y, para colmo, rechazaban los planes Trabajar del gobierno nacional.
Pero era una nada engañosa porque, en realidad, en el interior de ellos tenían todo: ganas de hacer y de salir, voluntad de trabajar y de estudiar, capacidad de convencerse y de convencer, y la secreta esperanza de transformar un entorno signado por la estigmatización. Ser de La Matanza era como ser de algunos de nuestros barrios periféricos que cargan con tantos estigmas y prejuicios.
La conjunción de esa nada material y de ese todo espiritual, hizo nacer la Cooperativa La Juanita que -desde principios de siglo hasta la fecha- logró alumbrar los siguientes emprendimientos: Una Editorial, un taller de Serigrafía, una Panadería, un Taller de Costura, un Taller de Reciclado de Computadoras, un Jardín Comunitario, Clases de Inglés, Computación, Apoyo escolar y guitarra, una Feria Comunitaria, un Taller de Artesanías, un Programa de Extensión Jurídica, y un programa de micro créditos para emprendedores.
Además, lograron convencer al Banco Santander Río a que habrá una boca de atención y coloque en el barrio donde viven 30 mil habitantes cajeros automáticos y habilite cajas de ahorro, entre otros servicios. Eso obligó a los comercios de la zona a regularizarse para poder recibir las más de 3500 tarjetas de créditos Visa que se entregaron desde que abrió esa suerte de “sucursal” hace unos dos años.
Una cosa que impresiona es que la Cooperativa está en manos de gente muy joven que no cobran remuneración por ocupar un cargo en el Consejo Directivo. Su salario se lo ganan trabajando en alguno de los emprendimientos. Los más “experimentados” como Toty Flores y la juventud maneja un mismo lenguaje que no es improvisado ni tampoco es un guión prestablecido. Es un lenguaje que resulta de la combinación de estudio y construcción.
Hacen funcionar todas las actividades en dos edificios: uno que fue una escuela abandaonada que se transformó en aguantadero durante la crisis de 2001 y que fue recuperado íntegramente gracias a gestiones ante el Banco Credicoop que lo compró y cedió en comodato a la Cooperativa La Juanita. Y un segundo edificio donde funcionan los microemprendimientos productivos que fue comprado para la organización y al que se le vienen haciendo mejoras en forma paulatina.
Todo ese empeño derivó en conseguir una receta de pan dulce de Maru Botana, en diferentes asociaciones con el diseñador de modas Martín Churba, y con la asistencia de más de 200 asociaciones y entidades nacionales e internacionales en diferentes instancias.
La Juanita demuestra que es casi imposible decir No. Y que es posible sentirse feliz y orgulloso del lugar en que se vive, aunque las carencias materiales y de infraestructura urbana sean muchas. Ellos sienten orgullo de pertenecer a ese lugar.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com