En foco
Pin It

Widgets

50 años cultivando el amor por las danzas argentinas en tierra de gringos

Tal vez te interese

En 1963 se abrió la primera academia de danzas, guitarra y declamación en Colonia Caroya bajo el impulso de Vilma Lauret de Roggio y la posta se fue pasando de mano en mano durante décadas.

En marzo de 1963, el Bochas Sport Club vería nacer la sede local de la Academia Argentina de Declamación y Danzas. El club facilitaba las instalaciones para que Vilma Lauret de Roggio formara a los primeros 30 alumnos sobre folklore nacional.
La profesora venía de una exigente preparación con gente de Buenos Aires y con todas las ilusiones de entusiasmar en Caroya a niños y jóvenes en chacareras, zambas, escondidos, gatos, con una sólida formación teórica y aportes complementarios a las danzas como la enseñanza de la guitarra con Ítalo Farías y las clases de declamación.
“Estoy re agradecida porque todo lo que comencé hace 50 años atrás continúa. Y me sorprendo en descubrir que se me había ocurrido abrir una academia con folklore argentino en medio de una colonia de italianos. No deja de ser admirable la iniciativa de hacer eso. Agradezco de todos los que continúan haciendo esto y a toda mi familia que me apoyó para que pueda hacer esto”, manifestó Lauret de Roggio a este semanario.
Y fue pasando que una le enseñaba a la otra y, con el tiempo, pasaba a ser la profesora de los nuevos alumnos.
Así lo recordó, por ejemplo, Sonia D’Olivo que se hizo cargo de la academia a principios de los ‘70 cuando era muy jovencita.
“Era la época de oro del folklore y en esa época –los ’60 y sus ideales- estaba muy clara la cuestión de la identidad nacional. A pesar de mi sangre italiana, tengo muy arraigado este sentimiento de nacionalidad, de nuestra cultura argentina. Realmente es hermosa la danza, una manera de sentir la patria a través del movimiento y la creatividad”, completó la docente que hace un par de años ofreció un taller recreativo de folklore argentino en el club Juventud Agraria.
Y la posta le fue pasada a Amelia Cherry, quien más adelante se transformaría en una de las fundadoras del grupo de danzas Pericón, próximo a cumplir 30 años de vida durante 2014. Amelia también vive con profundidad el amor por nuestro folklore: “La danza representa algo muy importante en mi vida porque es manifestar a través del cuerpo un montón de emociones y la creatividad que uno puede tener para con ella. A veces no hace falta ser un eximio bailarín, todo se aprende, sin importar la edad que tengamos siempre y cuando tengamos el deseo de aprender porque uno se enamora de lo que va haciendo. Si te gusta, no hace falta saber tanto, se va cultivando con el tiempo”. Amelia invita a participar a cuantos quieran aprender los miércoles por la noche en el CIC.
El encuentro con este semanario se produce en una confitería donde se comparten las emociones por el reencuentro después de tantos años y después de haber protagonizado una memorable peña celebratoria el pasado 8 de septiembre.
Susana D’Olivo tiene como mayor mérito haber trasladado la sede a Jesús María ya que la academia funcioní en el colegio del Huerto primero y el la Sociedad Italiana después.
“empecé al año siguiente que Vilma había puesto la academia porque era docente y tenía como fin enseñarles en la escuela a mis alumnos. Eso me dio la posibilidad de participar en muchos eventos, incluso en la apertura del Festival de Doma y Folklore en 1966. Recuerdo que lo hacíamos a la noche por nuestros trabajos y venían chicas de la escuela hogar Santa Catalina y nos reuníamos a hacer folklore”, narró.
También Susana Juncos fue parte de la academia muchos años y ahora en su escuela es la encargada de enseñar en el horario extendido folklore: “. Trabajamos junto con mi marido un tiempo, mis hijas bailaron también siendo muy chiquitas y lo siguen haciendo, armamos también un conjunto que se llamó Fortín de la Patria. Tengo muchísimas anécdotas”.
 50 años con el sentir patrio.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com