En foco
Pin It

Widgets

Nueva oleada de fiscalización en la cortadas de ladrillo para erradicar el trabajo infantil

Tal vez te interese

Desde Promoción Humana del municipio apuntan a cuidar la niñez pero con una perspectiva donde prime la incorporación de derechos y no la persecución per se.

El control sobre las cortadas de ladrillo en Colonia Caroya avanza en medio de un permanente tira y afloje entre un marco legal que de forma taxativa prohíbe por ejemplo el trabajo infantil y un patrón cultural donde la actividad laboral desde la infancia está naturalizada. En el medio, una política del Departamento de Promoción Humana municipal que apunta a “fortalecer el sector, proteger el trabajo, pero avanzar en erradicar el trabajo de niños”, explicó Diana D’Olivo, titular de esa cartera.
Desde octubre del año pasado existe la ordenanza 1741 que tiene como objeto regular la actividad de las cortadas de ladrillo expandidas en territorio caroyense. La norma puso el foco en las cuestiones ambiental. Por ejemplo, el inciso B del artículo 9º, exige “asegurar las condiciones de higiene, seguridad, y protección” de los trabajadores. La normativa también fija la localización de los hornos “a 200 metros respecto a la vivienda más cercana” y a “500 metros” de escuelas, centros sanitarios, y clubes, entre otros sitios de aglomeración.
Desde mayo el Departamento de Ambiente viene haciendo constataciones sobre el cumplimiento de estas disposiciones y continúa en un proceso de diálogo con el sector para alcanzar posiciones que redunden en mejoras para los trabajadores. En esa línea Ambiente propuso “un programa piloto integral y sistémico que facilite la promoción de buenas prácticas de manufactura”, que destaca el rol de “cada artesano ladrillero” como “el único que puede moldear su futuro y el de sus hijos mediante la adopción de prácticas y acciones que conviertan el círculo vicioso en un círculo virtuoso”.
Dentro de ese marco se propone erradicar el trabajo infantil, además de blanquear la actividad en materia impositiva, avanzar en acuerdos asociativos para agrandar el volumen de producción y la competitividad. A la par deben mejorarse condiciones sanitarias, edilicias y ambientales en función de indicadores alcanzados entre Estado y sector privado.

Control y asesoramiento
Luego de algunos encuentros con todos los actores del sector, Diana D’Olivo explicó que todavía “existe una cultura rural donde el trabajo infantil está instalado como algo natural”, mientras que en la realidad eso “debe ser penado por la ley (26.390)”. Para avanzar en un cambio, la funcionaria sostuvo: “se está trabajando de forma articulada, junto con las familias, en materia de asesoramiento sobre los derechos del niño”.
Mientras que, por un lado, el Departamento de Promoción Humana debe contemplar las variadas miradas culturales, “de padres que defienden la idea de cultura del trabajo desde pequeños”, por otra parte tiene una definida función de control. “No podemos dejar de realizar inspecciones”, aclaró D’Olivo.
Como plan, a partir del jueves próximo esta área municipal iniciará una serie de relevamientos en las cortadas con el propósito de frenar el trabajo infantil, pero con un perfil propositivo es decir de buscar que las familias dimensionen y comprendan el marco legal que rige en la actualidad.
“No vamos contra las familias. Por el contrario, venimos trabajando con el sector, apoyando emprendimientos productivos, con el objetivo principal de proteger a los trabajadores”, se explayó la funcionaria para disipar el temor a la pérdida de puestos laborales.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com