En foco
Pin It

Widgets

“Ya todos conocen el tema, así que vamos a hacer cumplir la ordenanza”

Tal vez te interese

El secretario de Control, Enrique Brizuela, planteó que la nueva norma sobre accesibilidad debe cumplirse sin dilaciones. Una norma que sirve como piso para abordar una problemática compleja.

Por: Leonardo Rossi (De nuestra redacción)

“No voy a salir a dar aviso, voy a salir a aplicar la ordenanza”, planteó Enrique Brizuela, secretario de Control y Prevención Urbana, acerca del nuevo marco que insta a liberar las veredas de obstáculos en Jesús María.
El funcionario municipal se comprometió así a dar pronta implementación a la norma promulgada el martes que busca hacer transitable la vía pública, principalmente a las personas con discapacidad (motriz o visual), adultos mayores, mujeres embarazadas o quienes circulan con carros de bebé. 
La problemática surge de la creciente obstrucción del paso, en especial en zonas céntricas, causado por la ubicación de sillas, mesas, exhibidores de productos en cualquier sitio de las veredas. El reclamo de personas con discapacidad por los peligros que implica circular en esas condiciones devino en una nueva ordenanza que divide las veredas en una “zona exclusiva de tránsito peatonal y una zona de ocupación permitida” (artículo 9, inciso A). El área peatonal tendrá una superficie de “1,50 metros medida desde la línea de edificación hacia el cordón”, sector adonde se prohíbe la “ocupación con cualquier tipo de elementos”. Para asegurar el ascenso y descenso desde los vehículos debe quedar libre “una superficie de 80 centímetros”, desde el cordón hacia la zona de ocupación permitida (artículo 9, inciso B). En el inciso C se responsabiliza al dueño del local como quien debe delimitar estas áreas con líneas amarillas. Es decir, quedará pintada en la vereda una senda peatonal.  

Tema conocido
A partir de este marco, Enrique Brizuela trabajará para “que los negocios del rubro gastronomía se vayan adaptando”, ya que son los que pueden tener mesas o sillas en el exterior. Los propietarios de este tipo de comercios participaron de audiencias públicas para dar forma a la ordenanza, ya que entendían que de eliminar las mesas en el exterior perdían importantes ingresos. Finalmente, la norma contempló estos reclamos, pero puso límites claros, como se explica en el artículo 9.
En ese sentido, y en función de que los comerciantes han participado de este proceso, el funcionario advierte que la adaptación a la normativa no implica comenzar un plan de notificación acerca de los alcances de la ordenanza, ya que “el tema es conocido por todos”. “Debemos hacer actuaciones, labrar actas a quien esté en infracción”, indicó. “A partir de que se labre un acta, la persona va a entender. Después que haga el descargo ante el Tribunal de Faltas”, enfatizó Brizuela.
El equipo que debe hacer cumplir la normativa está compuesto por nueve empleados de la Guardia Urbana Municipal (GUM). El plan de trabajo, explicó Brizuela, apunta a “liberar primero los grandes corredores comerciales”, donde por ejemplo “las bicicleterías o las verdulerías ya no van a poder dejar objetos” en la vereda que obstruyan el paso. 
Las sanción a los infractores de la norma por ocupar la zona exclusiva de tránsito peatonal es de una multa de 30 a 200 UEM (Unidad Económica de Multas, equivalente a diez litros de nafta súper). Y un infractor con permiso revocado para ocupar veredas, que de forma previa haya infringido la ordenanza tres veces, y siga haciendo uso de la vía peatonal recibirá una sanción de entre 100 y 500 UEM, con posibilidad de clausura. 

Un primer paso
La impulsora de la ordenanza, Verónica Búa (socialismo), celebró el “compromiso del municipio” para hacer cumplir la nueva legislación. Y confió que le genera “gran expectativa” la entrada en vigencia de la norma, que llevó cerca de un año de trabajo, entre los diversos actores involucrados en la problemática de la accesibilidad.
Luego de este proceso en el que se articularon consultas a técnicos, a personas con discapacidad, a propietarios y sujetos que explotan locales comerciales, a funcionarios especializados en la temática, Búa entiende que hay un marco para continuar con otros puntos del mismo eje temático (accesibilidad). “Desde reparar veredas, las rampas en las esquinas, el ingreso a los negocios y dependencias públicas, la adaptación de los baños”, son algunos de los ítems que apuntó la concejal para tratar en futuros proyectos. “Sin duda” entiende que el espacio de articulación logrado en la reciente ordenanza será clave para encontrar opiniones que decanten en nuevos marcos regulatorios y políticas para la ciudad. 


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com