En foco
Pin It

Widgets

Jóvenes y drogas: cuando el hilo de corta por lo más delgado

Tal vez te interese

Una problemática que victimiza doblemente a la juventud. Afectados por adicciones, además son perseguidos por la policía. Reconocer el problema, un primer paso.

Por: Leonardo Rossi (De nuestra redacción)

“Las drogas son un problema grave para nosotros los jóvenes.” La frase, casi una obviedad, surge de Luis Sánchez (21), miembro del colectivo juvenil No es merodeo es Paseo, que milita a favor de la nulidad del Código de Faltas. Que estas palabras broten de un pibe, en una plaza, tiene su impronta; habla desde la vivencia; no se la contaron.
El marco general que regula esta problemática en el país es la ley 23.737 de 1989. Distintos sectores intentan desde hace años modificar esta norma aún sin éxito. En líneas generales, las críticas a la normativa apuntan a su perfil punitivo en detrimento de una política sanitaria para abordar el tema. Actores políticos como Victoria Donda (Libres del Sur), Diana Conti (Frente Para la Victoria) y Ricardo Gil Lavedra (Unión Cívica Radical) pre-acordaron en modificar la actual ley a favor de un legislación más progresista. Por ahora nada concreto ocurrió.
El costo de esta falta de enfoque sanitario del problema lo pagan los jóvenes. Constanza Gatica (20), también de No es merodeo es paseo, indica que “la policía va contra el consumidor, pero el fondo del negocio no se toca”. “Investigar a los narcos es investigar a la policía misma”, completa Sánchez.

¿Quién me ayuda?
Estos jóvenes entienden que lo primero para abordar el tema debería ser reconocer que el adicto tiene un problema de salud. Sánchez destaca que no hay fuertes políticas para concientizar sobre “qué es una droga peligrosa, qué es el paco, qué es la merca (cocaína)”. 
Por el contrario, sólo se vincula “consumidor con adicto; adicto con peligroso; peligroso con delincuente”. “Y uno se come ese discurso”, agrega la joven. Entonces, ante el problema, un caso de adicción concreto, ir en busca de ayuda del Estado no parece ser lo más confiable. “¿Quién va a buscar ayuda a un lugar que prohíbe esa actividad?”, lanza el joven. Para Sanchéz “si no se sale del actual discurso prohibicionista es difícil confiar en las herramientas públicas”. Y Gatica completa con algunas experiencias personales, tras asistir a foros públicos sobre la temática. Asegura que “siempre se habla como si fuese algo ajeno, alejado, situaciones que son de otro lugar”. Entonces “seguimos negando que es un problema de la zona, que le pasa a los pibes de los barrios, sin distinción de clase” y “nunca se va a lo concreto, a qué hacemos con ese pibe que tiene una adicción” y “cómo se llegó a esa situación”.

Estamos a tiempo
Otro tema es la construcción que los grandes medios han hecho del consumidor. Incontables informes periodísticos televisivos han abordado la cuestión. Lo que queda de esos clips, donde se muestra el menudeo de paco, por ejemplo, es que “el que consume está perdido”, apunta Sánchez.
Llegado el caso de que alguien logre reconocer que tiene una adicción, “lo primero que va a sentir es que se lo señala porque ese discurso de los medios trabaja muy fuerte”, dice Gatica. Hasta ahora no se dado una fuerte batalla cultural por modificar este discurso que criminaliza al consumidor. Para los jóvenes al menos a nivel local “todavía se está a tiempo de cambiar”. “Hay muchas organizaciones sociales como para poder trabajar el tema en conjunto”, confía Gatica.
Aún lejos de situaciones como la del conurbano boanerense o el Gran Rosario donde el narcotráfico se ha instalado con fuerza, la temática aparece cada vez con más naturalidad. Sánchez reconoce que “todavía hay miedo de hablar”, por ejemplo de padres que deben asumir que su hijo consume, pero “de a poco hay más interés en el tema y eso es muy bueno”.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com