En foco
Pin It

Widgets

Ruralistas iniciaron proceso de formación en coaching ontológico para mejorar condiciones de liderazgo

Tal vez te interese

Surgió a partir de una propuesta de un grupo CREA del norte de Córdoba y tiene interesados a una buena cantidad de referentes del sector agropecuario de nuestra zona.

Alejandro Marchesan es vicepresidente de la Asociación Argentina de Profesionales del Coaching (AAPC) y director General del Centro de Entrenamiento Ontológico y Profesional (CEOP ). Desde hace un tiempo visita con regularidad la ciudad de Jesús María porque está “entrenando” a un grupo de personas -la mayoría vinculada al sector agropecuario- en lo que se denomina Coaching Ontológico.
Cualquiera que haya visto alguna película americana sobre deportes habrá sentido hablar del “coach” y cualquiera que haya pasado por la materia Filosofía habrá escuchado hablar de la Ontología. Pero mejor que dejemos que sea Alejandro quien nos explique de qué va eso del Coaching Ontológico.

¿Cómo llegaron a Jesús María?
- Estamos acá porque estamos llevando adelante un programa de formación de liderazgo, facilitación y coaching. Venimos trabajando desde hace algunos años con la AAPC para darle mayor institucionalidad y visibilidad a nuestra institución para que el Coaching Ontológico vaya creciendo como profesión.

¿Comenzaron entrenando a personas vinculadas al sector agropecuario?
- Así es. En la casa central de la AACREA hicimos una formación para 25 líderes del movimiento CREA con un éxito muy importante. De ahí, comenzaron a llegar pedidos de otros lugares. El ingeniero Marcelo Torrent que vive en Villa del Totoral y que hizo la formación en Buenos Aires preguntó que nos parecía si hacíamos una formación en el norte de Córdoba. En 2011 hicimos una primera formación que  duró dos años en Totoral y el año pasado largamos una nueva que termina este año en Jesús María y comenzamos una nueva que culmina en 2014 donde hay 38 participantes.

Para el que escucha los términos, “ontos” lo remitirá a la filosofía y “coach” a 100 películas de cine. ¿A qué se está enfrentando el que escucha estos términos juntos?
- En la década del ‘80 en Estados Unidos hubo una seria crisis organizacional donde una serie importante de empresas que marcaban la economía estadounidense colapsaron. Entonces, recurrieron al fenómeno de esas personas que en el mundo deportivo se llamaban coaches (en inglés, entrenador) y que iban a un club y casi sin cambiar jugadores lograban mejores resultados que en la campaña anterior cuando les había ido mal. ¿Cómo hacen estos coaches para, sin hacer grandes cambios, lograr grandes cambios? Entonces, trajeron a entrenadores deportivos de fútbol americano a qué vengan al mundo de las empresas a contar de qué se trataba todo eso y cómo ellos trabajaban con las personas. Claro, eran coaches deportivos no organizacionales. En ese entonces, se planteó que así como había coaches deportivos se podría tener entrenadores, pero de personas, en el mundo de las empresas. Así nace el coaching como entrenamiento. Primero, con el coaching individual y después migra hacia el coaching ejecutivo  empresarial. O sea, pensar en cómo darle un espacio de desa-rrollo en el mundo de las organizaciones y que no tenía que ver con la consultoría clásica. El coaching, entonces, se empieza a ocupar de las personas en un contexto organizacional. De Estados Unidos migra a Europa y de Europa a Sudamérica donde toma el nombre de Coaching Ontológico desde Chile.

Uno habla de entrenamiento y piensa en sudor ¿De qué hablan ustedes cuando dicen vengo de entrenar?
- El entrenamiento dura dos años. El primer año es un entrenamiento de trabajo con uno mismo. Los seres humanos tenemos una facultad cognitiva ejecutiva en nuestro cerebro que es la facultad de poder mirarnos a nosotros mismos. Esa facultad no siempre está muy desarrollada porque no siempre nos gusta mirarnos mucho. Lo primero que hace la formación de un coach es trabajar para que esa persona pueda mirarse para que pueda superarse desde un principio casi ético: nadie puede dar lo que no tiene y mucho menos lo que no es. El segundo año es para que la persona haga con otros. Se trabajan las emociones, el propio lenguaje, la coherencia entre los compromisos que toma y los resultados que obtiene. El coach tiene metodología y se basa en el arte de la pregunta y de generar en el entrenado la posibilidad de comprensión, de acceso a un mundo de interpretaciones que no está pudiendo generar.

¿Se logran resultados en las organizaciones?
- El primer valor agregado es personal y después se puede sociabilizar. Indicadores nos demuestran que genera un impacto en las organizaciones.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com