Último momento
recent

Alejandro Betts, o la historia de un argentino que por haber nacido en Malvinas tiene tonada inglesa

Eduardo Suárez (izq) junto a Alejandro Betts
No se trata de un converso sino de alguien que investigó, se documentó, y llegó a la conclusión de que había nacido en territorio argentino y eso lo convertía en compatriota, aunque estuviese bajo bandera inglesa.

Es difícil remontar una entrevista cuando parte de una primera pregunta equivocada. Y eso le pasó a Primer Día cuando entrevistó a Alejandro Betts. Este compatriota tuvo la deferencia de enderezar el traspie con mucha diplomacia y transformó el encuentro en un interesantísimo intercambio que ponemos a consideración de los lectores.

Para nosotros es grato encontrar que alguien que no nació en nuestro país coincide con nuestro reclamo, que nos devuelvan algo que era nuestro y nos arrebataron
- Voy a hacerte una pequeña corrección. Yo nací en nuestro país, nací en las Islas Malvinas. Las Malvinas son argentinas, por lo tanto soy argentino nato igual que mi padre, mi abuelo y bisabuelo. Mi tataraabuelo, sí, no lo voy a negar, era oriundo de Gran Bretaña, pero eran irlandeses por un lado y escoceses por otro. Esta postura no es un capricho, ni algo inventado, es una postura coherente con mis conocimientos que adquirí a través de una investigación particular y de fondo sobre Malvinas.

¿Cómo sería eso?
- En Malvinas no se permite que circule bibliografía que no sea absolutamente filobritánica. Desde chico tuve inquietudes, preguntas que querían que me contestaran, francamente, y nunca lo hicieron. Entonces, me vi obligado a buscar por medios propios cuál es la verdad de esta cuestión de fondo. Me llega documentación del continente, específicamente, el dictamen de la academia nacional, pero para no quedarme solamente con esta documentación solicité documentación complementaria de Francia y de España. Un buen día, después de mucha evaluación, relectura, me dije ‘soy argentino’. Le guste o no a mi familia, soy argentino, no puedo negarlo porque sería una estupidez siendo nativo del territorio de Malvinas. En la parte familiar, significó una ruptura, pero seguí mi camino porque era mi convicción, no algo traído de los pelos.

En estos 31 años, ¿tuviste la posibilidad de reanudar algún vínculo con tu familia?
- No, porque mi documentación es argentina. Éramos colonos británicos, nunca fui reconocido ciudadano británico. El colono, nacido en Malvinas, hasta el año 2000, nunca jamás fue reconocido por ley como ciudadano británico. Entonces, cuando llego al continente en 1982, máxime siendo personal civil de la Fuerza Aérea, tenía que regularizar mi situación con el Documento Nacional de Identidad Argentino

¿Y ese mismo año lo pediste?
- Sí, me lo entregaron el 18 de octubre del ’82. Tanto a mí como a Pablo, mi hijo, que estaba estudiando en el Liceo Aeronáutico en ese momento, a los dos se nos otorgó el DNI. Tengo un número alto por mi edad. Si me sacan por el número van a decir ‘este tipo tiene 35, 40 años’ aunque voy largamente pasando esa edad.

¿Cuáles son las cosas que más te pregunta la gente, sobre qué tiene más curiosidad?
- El clásico es por qué cree usted que es argentino. Tengo que explicarles que soy argentino porque nací en Argentina. Otros creen que en el ’82 perdimos Malvinas. El ’82 no cambió ni una letra la situación de fondo de Malvinas que es una discusión sobre soberanía. El 14 de junio llegamos al cese de fuego y en noviembre del mismo año se estaba tratando nuevamente en forma diplomática sobre la soberanía en Malvinas. Lo que ocurrió entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982 en la parte jurídica no tiene ningún peso. No perjudicó para nada nuestro reclamo sobre el territorio.

¿Volviste a la isla?
- No. No podía hasta 1999 porque mi documentación era argentina y porque violando completamente el artículo 13 de la declaración universal de los derechos universales del hombre se aprobó en Malvinas una legislación que prohibía el acceso al territorio a cualquier persona nacida en Argentina en el continente. Entonces, no podía volver. Eso cambió con el acuerdo de Londres que firmó el canciller (Guido) Di tella que permitía nuevamente nuestro ingreso en territorio de Malvinas, pero con pasaporte. Dije ‘no, espere un momentito, no voy a volver a mi casa con un pasaporte’. Nuevamente, por cuestión de principios, no he vuelto. Hasta que este acuerdo desaparezca, hasta que pueda ir con mi DNI y entrar como debería entrar a mi terruño. Ni yo ni Pablo, vamos a volver.

¿Qué pensás de la posición del gobierno respecto de Malvinas?
- Nunca le di un color político al tema Malvinas. Malvinas para mí es una cuestión del pueblo, no es de un partido, ni de una bandera. Es de todos nosotros porque cada uno de nosotros somos dueños de Malvinas. Todos somos dueños de un pedacito de ese territorio que nos fue arrebatado en 1833.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.