En foco
Pin It

Widgets

En 15 meses, los inspectores de Jesús María labraron 210 actas de infracción por alcoholemia

Tal vez te interese

Desde la Secretaría de Control y Protección  Urbana informaron que solamente durante el último año se registraron 210 casos positivos de alcoholemia.

Las estadísticas abruman, particularmente cuando se piensa que solamente son un botón de la muestra total. En Jesús María, entre marzo y diciembre de 2012 se constataron 145 casos positivos de alcoholemia. De esas infracciones el 80 por ciento había sido cometidas por automovilistas y el 20 restante por motociclistas. Y en lo que va de 2013, descontando la época del Festival de Doma, fueron remitidos a la Secretaría de Control y Protección Urbana 66 casos de alcohol en sangre por encima de lo que permiten las normativas vigentes.
Es apenas una muestra del panorama con que se enfrenta la sociedad ya que los controles se realizan en alguno de los días del fin de semana, viernes o sábados, y no se realizan cuando las condiciones climáticas son adversas.
Lo concreto es que en 15 meses se labraron 210 infracciones por alcoholemia o lo que es lo mismo decir que en cada control se constató un promedio de 14 casos positivos de alcoholemia.
Enrique Brizuela, responsable del área, reconoció que la cifra de infractores, probablemente, sea mucho mayor: “Si nosotros agarramos 10 es por hay 500 que están en esa situación. Lo que pasa es que el control tiene esa característica. No es un peaje. Es aleatorio y no a todo el mundo le toca. Su tuviésemos que hacérselo a todos no daríamos abasto con el tiempo. Tampoco contamos con el equipamiento para hacerlo”.
Brizuela asumió que los controles resultan menos violentos  y de menor queja por parte de los infractores cuando la Policía acompaña los operativos de control de alcoholemia. Si la Policía no coopera más no es por falta de voluntad sino por demoras en la gestión de la ayuda por parte de los niveles de coordinación de la Guardia Urbana Municipal, según consideró el funcionario.
La curiosidad llevó a consultar a este semanario si existía algún tipo de curso obligatorio para quienes son sorprendidos conduciendo con alcohol en sangra por encima del límite o si el municipio tiene herramientas para obligar al infractor a realizar alguna actividad comunitaria como parte del castigo en lugar de la multa.
Hoy, la principal herramienta con que cuenta el municipio es la suspensión de la licencia y la puede aplicar el Juez de Faltas. El resto del esquema de sanciones no está todavía en la agenda de discusión dentro del municipio.
“Hoy está dentro de los carriles normales: control, verificación, sanción, como otras faltas”, concluyó Brizuela.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com