En foco
Pin It

Widgets

Juventud, divino tesoro, a votar

Tal vez te interese

Se viene la primera experiencia del llamado “voto joven” el que permitirá votar a quienes tienen entre 16 y 18 años.

Casi un millón y medio de adolescentes, de entre 16 y 18 años, estarán en condiciones de votar durante las elecciones para renovar cargos legislativos de este año. Una cifra que, de captar a la totalidad, no logra mover el resultado final de las elecciones.
De ese millón y medio de adolescentes, seis de cada diez no está interesado en presentarse a votar por motivos varios, especialmente por no sentirse maduro para ejercer un derecho cívivo de tanta trascendencia. Y esto no es un invento del mundo adulto. Es lo que surgió de las propias consultas y encuestas a los potenciales nuevos votantes en distintas provincias argentinas.
Del total restante, hay adolescentes que tienen algún tipo de militancia política o algún interés particular para ejercer su derecho a voto, pero eso tampoco quiere decir que, masivamente, se vayan a presentar en las primarias ni en las electivas de octubre.
Muchos adultos teorizaron sobre lo que los adolescentes debían reconocer en esta posibilidad de votar (al ser opcional, no es un deber sino un derecho) y pocos repararon en lo que los propios adolescentes tienen para decir sobre el tema.
A muchos adolescentes, de hecho, les molestó que no hayan sido consultados sobre la reforma de la ley electoral, pero ahora no resulta nada útil discutir el asunto porque desde el año pasado, el voto opcional para los jóvenes es ley.
Esta semana, el gobierno nacional difundió un video informativo en el que recordó que los jóvenes que tengan entre 15 y 18 años deberán renovar el documento de identidad para poder participar de las próximas elecciones. El video fue subido al canal YouTube de la Casa de Gobierno. Allí un adolescente explica en tono informal el trámite que deberá hacerse para renovar DNI. El mensaje está dirigido a jóvenes de 15 a 18 años y expresa que “antes de votar tenés que renovar el documento. Ahora el trámite es re fácil, antes no sabés lo que era”. El video recuerda la vigencia de la ley 26.774 de ciudadanía argentina, por el que podrán votar por primera vez los jóvenes desde los 16 años.
A nivel local, el municipio de Jesús María, a través del área Juventud, imprimió un folleto que se distribuye en las dependencias municipales y en el que se explica cuáles son los trámites que hay que hacer y dónde hacerlos.
Lejos de la protesta, lo que urge ahora es lograr que esa franja de edad esté informada y preparada para poder emitir su primer voto con conciencia cívica. La urgencia se aplica, claro está, a otros sectores sociales que siguen entrampados en la lógica mercantilista del voto y que reciben bienes materiales y dinero a cambio de votar con los ojos cerrados a determinada agrupación.

Otro rol para la escuela
Si la familia no logró ser un ámbito de debate de ideas políticas por las diferencias generacionales o en la interpretación de idénticos hechos históricos, quién mejor que la escuela para propiciar un intercambio de información y que cada porpuesta de cada candidato pueda ser analizado en profundidad.
Las eleciones hasta podrían ser objeto de un trabajo interdisciplinario encabezados por  Ciudadanía y Participación en estrecha colaboración con Lengua y Literatura (por el tenor de los discursos, las tramas argumentativas, los lenguajes utilizados) y hasta las ciencias más duras que contribuyan con cálculo y estadística, o las ciencias sociales con encuestas.
Que la experiencia sirva para allanarles el camino a los jóvenes y que se vayan incorporando a la vida cívica con la información necesaria para votar con convicción, independientemente de lo que elijan.
Es hora de dejar de pensar en los adolescentes como ciudadanos apáticos y adormecidos, darles crédito porque siguen haciendo cosas muy interesantes en muchísimos ámbitos, e invitarlos a un diálogo como el que propician las leyes de protección integral de sus derechos.
Hay que dejar de señalarlos con el dedo por los episodios aislados de violencia fuera de las escuelas, y dejar de presumirlos incapaces de pensar, de razonar, de pasar en limpio lo que les queda tras una discusión o un debate.
Es hora de que la sociedad les ponga “una ficha” de confianza para que se inmiscuyan en la cosa pública, que se preparen para ser la futura dirigencia, y que se animen a participar incluso a riesgo de cometer equivocaciones. El voto joven es solamente un punto de partida.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com