Último momento
recent

Gastronomía, vinos, chacinados, y las Estancias jesuíticas atrajeron visitantes el fin de semana

Según un relevamiento de la Oficina que comparten Caroya, Sinsacate, y Jesús María, cuatro de cada diez visitantes vinieron de Buenos Aires, dos de cada diez de Santa Fe, tres de Córdoba, y el resto de otros puntos del país y del extranjero. Mejoró las estadísticas de años anteriores y de la época del Festival.

En los seis días que hubo de mini vacaciones el fin de semana pasado, casi tres mil personas decidieron pasar por las Estancias Jesuíticas de nuestra zona, más de mil personas lo hicieron por bodegas industriales y artesanales de Caroya, y otras mil pasaron por alguno de los negocios en los que se expenden chacinados. Más difícil fue calcular la cantidad de personas que se sentaron a degustar algunas de las carnes y de las pastas que son la marca distintiva de esta zona, pero la mayoría de los comedores trabajó casi al límite de su capacidad. Lo cierto es que se especula que circuló por nuestra zona una cifra que casi alcanzó las diez mil personas y que dejaron buenos dividendos, según lo que estimó la oficina que se encuentra sobre la ruta nacional 9.
“Se comprueba un aumento del gasto per cápita, en la modalidad de miniturismo, de más del 10 % en relación con el período estival”, señaló el informe de la oficina.
En la zona se incrementaron las visitas a los principales atractivos llegando cifras récord como las que presentaron la Estancias Jesuíticas de Caroya y Jesús María que recibieron 1000 y 1700 visitantes, respectivamente.
“Se ha podido observar -añadió el informe- una alta rotación en la propuesta gastronómica con restoranes que trabajaron a doble turno. Del mismo modo, Bodega La Caroyense recibió este fin de semana largo un promedio de 170 visitantes diarios mientras que Norma Lóndero superó los 200 diarios”.
Según la interpretación de la oficina, estos número reflejan con claridad que las acciones de promoción tuvieron su correlato en las preferencias de los turistas.
También hubo novedades en cuanto a ocupación hotelera donde se creció significativamente en la cantidad de pernoctes pasando de índices de 1.10 a 1.9 lo que traducido en términos más amigables con el lector quiere decir que hemos pasado de ser un lugar de tránsito a un destino de “por lo menos” tres días y dos noches.
La Oficina Regional de Informes tuvo un incremento del 75% de sus consultas. Se pudo apreciar que las consultas se encuentran  más desagregadas en la gastronomía de nuestra zona y en las zonas cercanas para visitar.
Por último, se rescató que la ocupación hotelera llegó a estar completa en los hoteles de más categoría mientras que el promedio general  se ocupó en un 70 %.
Vale rescatar que las acciones de promoción de nuestra zona se vienen realizando en diferentes ferias nacionales e internacionales en las que la inversión municipal es mínima, pero que sirve para posicionar nuestros productos.
Casi sin atractivos extras que la gastronomía y el circuito que es Patrimonio de la Humanidad se logró que la gente venga, permanezca, consuma, y se vaya con la certeza de que la región tiene su propia particularidad.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.