Último momento
recent

“Mientras haya ganas de decir cosas, nacerán las murgas”

Por Leonardo Rossi (De nuestra redacción)
Jesús Fernández, músico y docente especializado en este género rioplatense, da cuenta de la versatilidad de un arte que trasciende geografías y generaciones.

Guitarra criolla en mano, camiseta blanca, bermuda oscura, y otro elemento imperceptible a la vista: una voz notable. Es Jesús Fernández (35), murguero de nacimiento, docente por elección, quien dejó su perfume rioplatense por las calles de Jesús María. De larga trayectoria en Uruguay y Argentina, este referente de la murga conversó con Primer Día, y se mostró sorprendido por “la cantidad de gente que quiere cantar el género uruguayo” en la región. Para el artista, las murgas reflejan “la voz del pueblo” y “mientras haya ganas de decir cosas, (éstas) seguirán naciendo”
El primer gesto pinta el perfil de Jesús: pide realizar la entrevista sentado en una vereda, con una pared como respaldo. Pura sencillez. Parece no haber olvidado la infancia en Salto (Uruguay), el andar la calle, y esos primeros roces con los tablados. “Desde los cuatro años que hago murga. Mis tíos eran directores de algunos grupos, entonces mamé el género desde muy pequeño. ”
En la adolescencia definió su camino, que hasta la actualidad sigue ligado a las rutas del carnaval pero con una impronta  de total profesionalismo. Ya instalado en Montevideo, logró incorporarse a la mítica Falta y Resto, y fundar murgas como Japilong y La Mojigata. Pero fueron la dirección, la composición y los arreglos corales su fuerte artístico. Desde hace ocho años, Jesús desarrolla estas actividades afincado en la ciudad de Buenos Aires.
Ese pequeño que repicaba parches a orillas del río Uruguay, hoy dice orgulloso: “Hace 18 años que vivo de esto”. El hombre muestra su talla en el variopinto abanico de grupos y artistas que lo han convocado para compartir grabaciones y escenarios: No Te Va a Gustar –grabó Clara en el año 2000--, Bersuit Vergarabat, Las Pastillas del Abuelo, Luis Pescetti, Guillermito Fernández, entre otros.

Una herramienta de comunicación
Como tallerista, Jesús ha recorrido Italia, Bélgica, y de forma permanente brinda cursos en Misiones, Corrientes, Buenos Aires, y diversas ciudades de Uruguay. Estas recorridas le han permitido una nutrida perspectiva acerca de la identidad que adopta la murga en cada rincón donde aflora. “Está bueno utilizar el género como herramienta de comunicación en la base de lo estético, lo coral, lo rítmico”, entiende. Pero es “el texto de cada lugar lo que da la impronta” y deja “la marca de la idiosincrasia”.
Recuerda que en Bélgica, por ejemplo, hacen murga con vientos y trombones, y en cualquier casa uruguaya o argentina puede haber una guitarra criolla para acompañar el canto, pero “la particularidad en cada región, sin dudas, está en lo que se quiere decir”.
-¿Cuál es el fundamento de la murga? ¿La crítica social, el humor?
-La murga hace pensar: regularmente critica lo que ha pasado en el año y para esto se suele usar la ironía. Además llega a mucha gente y por eso entonces se dice que ‘la murga es la voz del pueblo’.
-También se la asocia a una mirada de izquierda, ¿es lo común?
-Últimamente, la connotación de la murga es para la izquierda. Hubo murgas de derecha, que no criticaban a ciertos gobiernos. Pero hoy lo interesante es que aunque coincidan con el Gobierno (uruguayo) las murgas no tienen problema en criticar ciertas políticas.

Apta para todo público
Queda claro que este género trasciende geografías, lenguajes, y divisiones etarias. Niños o abuelos, en Sudamérica o Europa, hacen de la murga su vía de expresión, cuenta el artista. Y teoriza acerca de que las murgas logran colarse en culturas diversas gracias a “lo estridente de la voz”. “Se canta fuerte y agudo, es una cosa potente que te llega… es polifonía pura y eso impacta a cualquiera en cualquier sitio”, completa.
Tras finalizar un taller para unas treinta personas en el centro cultural Pico de Tinta, Jesús no deja de compartir su asombro por “la cantidad de gente que quiere cantar el género uruguayo acá”. Y sobre todo, porque “no les resulta imposible, si no que cantan y lo hacen bien”.
El músico anima a que proliferen las murgas: “Se puede arrancar con lo mínimo. Sólo hay que instruirse, y lo más importante es tener ganas de decir cosas, ahí nace la murga.”
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.