En foco
Pin It

Widgets

Malas noticias: la Antártida también se derrite

Tal vez te interese

Un estudio concluye que se acelera la pérdida de masa helada en ambos polos, no solo en Groenlandia.

Tanto Groenlandia como la Antártida están perdiendo masa helada y a un ritmo que no ha dejado de acrecentarse. Aunque pueda parecer extraño dada la multitud de datos que apuntan a un calentamiento global del planeta, lo cierto es que en los últimos años no han sido pocos los estudios que ponían en duda que la Antártida estuviera sufriendo en forma de deshielo estos rigores del clima y más bien apuntaban a que estaba ganando masa helada, todo lo contrario de lo que estaba ocurriendo en Groenlandia.
Ahora, un nuevo estudio, que publica la revista Science, viene a terminar con 20 años de incertidumbres.
Combinando series de datos procedentes de satélites –altimetría, interferometría y gravimetría- los investigadores, liderados por Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds (Reino Unido), y Eric Ivins, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, han reconstruido el balance de masa de los mantos de hielo de ambos Polos entre 1992 y 2011.
Después de reprocesar las series de datos para asegurarse de que estaban comparando manzanas con manzanas, esto es, regiones geográficas comunes, mismos intervalos de tiempo y los modelos que recogen el  comportamiento de las plataformas de hielo, los investigadores concluyen que las capas de hielo de Groenlandia, de la Península antártica y de la Antártida occidental están perdiendo masa, mientras que sólo la Antártida oriental está viendo incrementarse su masa de hielo, sin que sea suficiente para compensar las pérdidas del resto del continente helado.

Aumento del nivel del mar
En total, la pérdida de masa derivada del deshielo y la desintegración de las placas -a medida que corrientes más cálidas van erosionando los márgenes y disminuyendo su estabilidad- ha contribuido a un aumento del nivel del mar de 11,1 milímetros desde 1992.
Esto equivale al 20% del total del aumento del nivel del mar durante ese tiempo. Pero lo más grave es que esa pérdida de hielo se está acelerando. Groenlandia y la Antártida están perdiendo tres veces más hielo (equivalente a 0,95 milímetros por año de aumento en el nivel del mar) que en 1990, cuando el ritmo de contribución al aumento del nivel del mar era de 0,27 milímetros/año. No obstante, sigue siendo mayor la pérdida de hielo en Groenlandia, que suma dos tercios del total de lo que se pierde.
El estudio también encuentra diferencias en el ritmo de cambio en cada Polo.  Según explicó Eric Ivins a través de una conferencia de prensa telefónica, «el ritmo de pérdida de hielo en Groenlandia aumentó casi cinco veces desde mediados de los años 90. En contraste, mientras los cambios regionales en los hielos antárticos son a veces muy llamativos, el balance final se ha mantenido más o menos constante».
Para despejar la incertidumbre sobre el estado de los polos, 47 científicos internacionales liderados por el glaciólogo británico Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds, compararon imágenes de los últimos 20 años tomadas por diferentes satélites. Salvo en el este de la Antártida, el espesor del hielo disminuyó significativamente en Groenlandia, el oeste de la Antártida y en la Península Antártica.ha sido financiado por la Agencia Espacial Europea (ESA) y por la NASA.
Los científicos llegaron a la conclusión de que cada año se pierden unos 344.000 millones de toneladas de hielo en Groenlandia y la Antártida. Entre 1992 y 2011, el deshielo de los polos provocó un aumento de 11 milímetros en el nivel del mar. Puede parecer una cifra pequeña, pero constituye el 20% del aumento total experimentado durante esos años. Y es un aviso de lo que vendrá con el cambio climático.
Según Ian Joughin, investigador de la Universidad de Washington, la aceleración reciente en la pérdida de hielos polares se produce básicamente por la interacción de las plataformas de hielo flotantes con las corrientes oceánicas cálidas.
Las evidencias del deshielo están por todas partes. Los glaciares de Groenlandia se contrajeron más que nunca durante este verano boreal, cuando se registró un récord mínimo en la superficie de la isla cubierta por hielo. Si bien la Antártida está experimentando este año nevadas mayores a las habituales, la acumulación de estas precipitaciones en el suelo no impide que los glaciares se muevan. A pesar de la cobertura nevada, está aumentando la descarga de los glaciares antárticos al océano.
“La velocidad a la que está aumentando el nivel del mar y el deshielo es mucho más rápida que lo predicho”, advirtió recientemente el geólogo William Hay, de la Universidad de Colorado. El derretimiento no sólo afectará a los polos sino que también pondrá en riesgo las ciudades costeras.

Fuente: Fuente: ABC / Science


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com