Último momento
recent

La 9ª Carrera de Chanchos volvió a romper otro récord de convocatoria en la Casa Copetti

El evento que organizó Ducj Insieme volvió a mover el tablero respecto de la convocatoria. No cesa el interés de la gente por asistir al más bizarro de los espectáculos locales.

Casi nada importa quién fue el chancho ganador en la novena edición de las tradicionales carreras que organizan los jóvenes caroyenses reunidos en Ducj Insieme. Ése es el dato anecdótico.
Lo importante es cómo logran generar una enorme expectativa respecto de una final de una carrera en la que el cerdito más veloz apenas si traspasa la barrera de los 12 kilómetros por hora. Son los desopilantes relatos, los personajes inventados, los superhéroes devaluados y en algunos casos hasta excedidos de peso. Son las luchas en el barro y en salpicar a los que miran con suma atención lo que pasa en el circuito.
Son las horas que le destinan los 25 integrantes de Ducj Insieme en preparar el evento, en cocinarlo para que esté listo el último domingo de septiembre.
Y es el cariño por una tierra, Colonia Caroya, a la que estos jóvenes le tributan homenaje organizando la más absurda de las competencias.
Este año, el chancho finalista en la categoría principal fue Puerco Araña que llegó a la meta y desató un tremebundo festejo por parte de sus propietarios, como si hubieran ganado la final de la copa del mundo contra Alemania en México ‘86.
Y todo esta movilización sin cobrar un solo peso de entrada y generando algunos recursos con el bufet para juntar fondos para el próximo evento.
Mucha gente pensó que el fervor multitudinario se iba a apagar con el correr de las competencias y de los años, pero la edición de este año demostró que la buena estrella sigue acompañando a los Ducj Insieme ya que entre 9 y 10 mil personas se dieron cita el pasado domingo en Casa Copetti.
Hay que rendirse ante la evidencia de que el público se divierte bastante con la experiencia, aunque tenga que tolerar alguna incomodidad, aunque tenga que tolerar alguna demora en el expendio de alguna bebida o comida. Toda esa gente que vino, le entró a Colonia Caroya por el lado más raro.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.