En foco
Pin It

Widgets

El INTA lanza por decimoquinto año consecutivo su programa Pro Huerta para toda la región

Tal vez te interese

Los primeros kits se entregaron por primera vez en 1997 y desde ese año se viene reiterando la invitación para que particulares o instituciones cuenten con sus propias verduras y legumbres.

La delegación local del INTA reanudó la entrega de los kits de semillas que permiten el cultivo de una huerta con todos los requerimientos de una familia tipo. La superficie que se suele aconsejar es de diez por diez metros, aunque es factible combinar pequeñas parcelas de suelo con algunos cultivos en macetas.
“La idea es promover la autoproducción de alimentos a través del insumo básico que es la semilla y de la capacitación para que la gente pueda tener éxito en su huerta”, explicó desde el INTA el Ing. Agr. Adolfo Grión.
La delegación Jesús María del INTA abarca no sólo a nuestra región sino también a Sierras Chicas, Cañada de Luque, Juárez Celman, y las Peñas. En cada campaña, se entregan unos 800 kits de semillas que están divididos para zonas urbanas y periurbanas y otros para zonas propiamente rurales. En este caso, corresponde a la temporada primavera-verano.
Los kits de semillas que se entregan equivalen a la superficie sembrada de diez hectáreas, más o menos, y dependiendo que el 100 por ciento de las semillas produzcan.
“Estamos haciendo mucho hincapié en los colegios y en los centros de jubilados porque son instituciones que cuentan con mayor tiempo y tienen otra idea respecto de la huerta. Los padres de familia que trabajan todo el día cambiaron sus hábitos de alimentos por comidas rápidas y la huerta implica dedicación de al menos una hora de tiempo diaria”, añadió Grión.
Aunque no es su intencionalidad específica, vale señalar que producir estas pequeñas huertas no implican la utilización de productos químicos para el control de plagas con lo que el producido pasa a ser una producción orgánica.
“Con el tiempo que le dedicás -explicó Grión- diariamente, no necesitás aplicar agroquímicos. La huerta en esas superficies se autosustentan”.
El kit incluye semillas para la producción de alimentos que cubran una dieta básica, es decir, que aporten energía, proteínas, y vitaminas y minerales. Por eso, incluye verdura de hoja, bulbos, y legumbres. Produciendo esa huerta, el único suplemento que necesita una dieta es carne, huevos, y leche.
Significa para quienes lo producen un ahorro en promedio de unos 30 pesos diarios, o lo que es lo mismo unos 8 mil pesos por año.
El INTA logró, desde que implementa el programa, que algunos pequeños productores hayan logrado transformar la huerta familiar en un microemprendimiento comercial, especialmente, en Cañada de Luque donde no había experiencias anteriores sobre esa materia.
Hoy, una gran parte del costo final en la comercialización de frutas y verduras está dado por el costo del transporte. Los productores de Cañada de Luque que vienen vendiendo en el mercado local están colocando toda su producción por el mejor precio que pueden ofrecer.
La demanda de este año para entrega de kits viene sostenida desde que se anunció que se están entregando en las instalaciones de Tucumán 255, en la ciudad de Jesús María.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com